Subsidios, ¿una causa o una consecuencia?

2017-03-07-06-34-56-900x505

*Por Hugo Flombaum, analista político. Especial para lacity.com.ar

Hace más de 60 años el presidente Illia intentó promulgar una ley de medicamentos, muchos toman a ese intento como el causante de su posterior derrocamiento. No es intención de estas líneas determinar si eso fue cierto o no.

De lo que no hay duda es que el objetivo de esa ley fue impulsar la fabricación nacional de medicamentos y la de controlar la importación para beneficiar a los argentinos con precios más baratos.

Hoy el actual gobierno nos muestra como gran logro el hecho de liberar la compra de los medicamentos para la obra social de los jubilados y del estado en general. Exhibiendo un beneficio de ochenta por ciento en los precios logrados.

Pasó mucha agua bajo el puente en estas décadas, de lo que estamos seguros es que los argentinos nunca logramos tener acceso a precios razonables, comparándolos con los de los países desarrollados de los medicamentos.

En ese tiempo los recursos destinados desde los salarios a los medicamentos pasaron por muchas manos, el estado, los sindicatos, las obras sociales y fundamentalmente los protegidos laboratorios nacionales.

No estamos diciendo que alguien haya cometido algún delito, esa es órbita de la justicia no de quien escribe estas líneas, estamos diciendo que hubo una transferencia de recursos desde los bolsillos de los consumidores y de los contribuyentes a los diversos actores de la cadena de importación, elaboración, distribución y comercialización de los medicamentos.

De ellos se beneficiaron los dueños de los laboratorios, grandes millonarios hoy, los dueños de las obras sociales, los médicos, los visitadores médicos y cada uno de los que participaron de este negocio, siempre con la complicidad de los gobiernos de turno.

Hoy estamos peor que hace 64 años.

Alguien puede pensar que esto sucede solo en este rubro, pues no es así, son innumerables los sectores que hicieron millonarios a presuntos empresarios y empobrecieron a millones de argentinos.

Alguien debería pensar que atrás de los doscientos mil millones depositados en el exterior hay salario y trabajo argentino.

Cuál es la causa, es la gran pregunta. Pues bien intento razonar, luego de aclarar que pasaron gobiernos de distinto color político y dictaduras de distinta calaña, que la causa es haber puesto el carro atrás de los caballos.

Pretender ordenar un conjunto de subvenciones, controles y protecciones sin haber elaborado un plan con objetivos claros explícitos y asumidos por la comunidad, llevó a que cada una de esas acciones se convirtieran, por lo menos, en una generación de utilidades privadas basadas en el esfuerzo colectivo de la sociedad.

Todos debemos comprender que cuando se subsidia una actividad, cuando se protege con aranceles a una rama industrial se está destinando dinero de los contribuyentes o salario de los consumidores en cada uno de los casos. Si en un plazo razonable ese esfuerzo se trasunta en un beneficio, aprobado y consensuado con la población, es lo que todos los países del mundo hacen.

Si ese proceso termina con empresarios enriquecidos y con un pueblo empobrecido es corrupción.

Argentina necesita imperiosamente de un acuerdo mayoritario que de marco a un plan de desarrollo que distintos gobiernos de distintas orientaciones lleven a cabo.

Pensemos en EE. UU. ahora, la brecha política entre los republicanos y los demócratas es tremenda, pero a nadie se le ocurriría utilizar el dinero de los contribuyentes para subsidiar a una empresa o sector sin el acuerdo explícito y público del Congreso.

Lo mismo pasa en todos los países desarrollados, hoy con brechas políticas profundas.

Los mismos países que garantizan salarios y retiros que permitan un desarrollo social imprescindible para ser parte de las naciones que muestran el rumbo en el mundo, algo que nuestros empresarios deben entender e incorporar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s