Freno tecnológico para proteger fronteras europeas de inmigración

INTERNACIONAL

8ad04186357ad41c317dd7a4afe7-1446057

Lectura: 3 minutos

Las políticas migratorias no han encontrado salvaguarda en los últimos años en Europa. Las legislaciones locales y las dificultades de controlar la entrada de personas es un cóctel difícil de gestionar. La tecnología puede ser parte de la solución para la Unión Europea, que ha empezado a estudiar un ambicioso proyecto a escala global que pretende desarrollar una flota de vehículos aéreos no tripulados (drones) controlados por inteligencia artificial capaces de patrullar las fronteras.

Este proyecto, bautizado como Roborder, pretende detectar la presencia de migrantes en los accesos a las fronteras de los países de la Unión Europea. Estos robots pueden ser capaces de enviar la información geográfica obtenidas de sus cámaras y sensores a un servidor central gestionado por equipos de seguridad pública fronteriza. La idea es buscar «amenazas» de forma autónoma basadas en información proporcionada por operadores humanos.

Según esta iniciativa a la que ha tenido acceso el medio «The Intercept» concibe enjambres de drones para lograr su cometido, controlar las fronteras europeas. Está contemplado el despliegue de cuadricópteros y, por medio de los últimos avances tecnológicos, pueden avisar a un ser humano. Los datos recopilados, sin embargo, podrán servir a la policía a detectar si puede resultar una amenaza. A su vez, según consta en los documentos, estarán coordinados y pueden corroborar información entre flotas de cuadricópteros, pequeños aviones de ala fija, vehículos terrestres, submarinos y barcos gubernamentales.

El proyecto, sin embargo, presenta varias dudas sobre sus posibles implicaciones en la privacidad de los ciudadanos y preocupaciones éticas. Lo que ha trascendido es que los responsables de Roborder se han propuesto desarrollar prototipos comerciales para mediados de 2020. De hecho, ha recibido fondos del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud del acuerdo de subvención número 740593 obtenido en 2017, aunque no está claro si finalmente se integrará en las políticas sobre migraciones.

Los drones emplearán cámaras ópticas, infrarrojas y térmicas, además de una red de sensores de radiofrecuencia para determinar amenazas a lo largo de las fronteras. Las frecuencias de los teléfonos se usarán para triangular la ubicación de las personas sospechosas de actividades delictivas, mientras que las cámaras se emplearán para identificar a humanos, armas, vehículos y otros objetos.

«El objetivo principal es tener tantos sensores en el campo como sea posible para ayudar a la policía fronteriza», apunta en un comunicado Kostas Ioannidis, gerente técnico de Roborder. «Nuestra intención es implementar un sistema de robot heterogéneo y mejorarlo con capacidades de detección para la identificación temprana de actividades delictivas en las zonas fronterizas y costeras», detallan los creadores del proyecto en su página oficial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s