Más tranquilidad en mercado de cambios mejora humor del gobierno de Macri

the-dollar-3125419_640

Lectura: 3 minutos

El tipo de cambio se mantuvo estable en las últimas semanas, ayudado por una recuperación de los precios internacionales de los principales commodities agrícolas que exporta nuestro país, en plena temporada alta de liquidación de divisas del campo.

La evolución del dólar a nivel local contrasta con un trasfondo internacional que sigue mostrándose volátil, afectado por la continuidad de la disputa comercial entre los EE. UU. y China, a la que ahora se suma también México, entre otros factores que podrían tener implicancias negativas sobre el crecimiento global.

Por otro lado, en la semana se conoció el dato de recaudación tributaria de mayo, en el cual volvió a destacarse el crecimiento de los derechos de exportación, y se difundieron también indicadores mixtos de la actividad industrial y la construcción correspondientes al mes de abril, que aún no muestran una tendencia bien definida a la recuperación.

En lo que hace a la evolución del mercado de cambios, con movimientos muy acotados, la cotización del dólar marcó un leve descenso en las últimas dos semanas (-0,2%), cerrando este viernes a $44,88 a nivel mayorista, idéntico valor al que se registraba a fines de abril, previo a que el BCRA anunciara que dispone de mayores libertades para intervenir en el mercado. De hecho, en dicho período, la cotización del peso tendió incluso a apreciarse levemente en relación a una canasta compuesta por las monedas de las principales economías emergentes.

Ahora bien, más allá del efecto disciplinante asociado a las modificaciones en el esquema cambiario, la oferta de divisas del agro cobró un mayor impulso en el último tramo de mayo y los primeros días de junio, en un marco de recuperación del precio internacional del maíz y de la soja, que viene alentando las ventas del complejo agroexportador local.

Como resultado de un exceso de lluvias en los EE. UU. que ha retrasado la siembra en dicho país y afectado las proyecciones de la oferta de granos para la próxima cosecha, la cotización del maíz en el mercado internacional mostraba a finales del mes pasado un alza del 27% en un lapso de poco más de tres semanas, mientras que la soja se recuperaba un 12%. En este contexto, la liquidación de divisas del sector agroindustrial local alcanzó en mayo los US$2.400 millones, con un incremento de 25% con respecto a abril y de 43% en relación a mayo de 2018, cuando los volúmenes exportados se habían visto fuertemente castigados por la sequía.

En contraste con este panorama más favorable para las ventas externas de productos agrícolas y sus derivados, las exportaciones industriales se ven afectadas por el deterioro de la actividad económica en Brasil, principal demandante de manufacturas de nuestro país. En el primer trimestre de este año, la economía brasileña se contrajo un 0,2% en relación al último cuarto de 2018, en lo que fue el primer retroceso de la actividad agregada desde que finalizó, a fines de 2016, la prolongada recesión que experimentó el país vecino.

*Informe Banco Ciudad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s