Trump lanzó campaña por reelección con persistente lluvia ácida de la prensa

INTERNACIONAL

D9Y6D-GW4AE-8YT
Foto: @realDonaldTrump Twitter

Lectura: 2 minutos

Donald Trump lanzó formalmente su campaña de reelección en Orlando, Florida, con un mensaje que retoma los punzantes planteamientos que le hicieron ganar en 2016, entre ellos el rechazo al establishment político como a los esquemas que a su juicio han oprimido a los estadounidenses a expensas del extranjero, sean estos tratados de libre comercio que se llevaron empleos a otros países o las fronteras porosas que dejan pasar oleadas de indocumentados que él clama afectan a las comunidades del país.

Todo con una indudable maestría mediática que sabe manejar la alusión de un posible desastre y la noción de que sólo él, y por extensión sus simpatizantes y votantes, puede evitarlo para «mantener grande a Estados Unidos».

Pero el tono, el filo, la posición y las capacidades con las que se presentó este 18 de junio son sustancialmente distintas a las que Trump tenía hace cuatro años, cuando se postuló como un candidato de apariencia marginal y sin reales posibilidades pero que acabó dando una sacudida histórica al sistema político y a los votantes.

Hoy, el tono de Trump es especialmente optimista, pero por ello mismo potencialmente muy efectivo para acicatear a su entusiasta y leal base: le dio la vuelta contra sus opositores demócratas a muchas de los señalamientos que se han hecho contra él ─ataques contra las libertades constitucionales, propensión al autoritarismo en contra de la voluntad ciudadana, colusiones espurias para vulnerar el sentido del voto, conductas cargadas de odio y prejuicio y otras acusaciones─ y de ese modo pintó a sus rivales como una amenaza al futuro del país, o al menos al futuro que Trump y los conservadores desean.

Trump claramente pretende dividir al país con él mismo en el lado virtuoso, popular y exitoso y con los demócratas y (de paso) los medios de comunicación, como el enemigo que, al atacarlo a él en realidad quiere «destruir» a la nación.

La prensa mantiene una pésima relación con Trump que ni siquiera mantiene equilibrio para examinar algunos aspectos muy difíciles que el presidente ha logrado solucionar, desde frenar al irregular dictador de Corea del Norte hasta las cifras exitosas de la economía del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s