¿Hay que temerle a las centrales energéticas atómicas?

OPINIÓN

10562142755_e6ffca60d3_z
Foto: Rodrigo Gómez Sanz

* Escribe Mariana Gonzalez, especialista en Computación Científica, Fac. Ciencias Exactas UBA. MBA, ITBA.

 

 

Lectura: 4 minutos

Comienzan a acallarse las repercusiones de la serie Chernobyl (HBO, Sky) que tan bien aprovechó Ucrania inaugurando, simultáneamente, la cúpula que cubre el reactor N° 4 accidentado, cuya construcción demoró 20 años. El objetivo: turismo, el morbo de la gente y la estrategia de aprovechar un desgraciado accidente para promover un nuevo sitio. En palabras de Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania en el acto inaugural: «dejemos de asustar a los turistas y convirtamos la zona de exclusión en un imán científico y turístico».

¿Debemos temer el uso de la energía atómica para la generación de energía eléctrica?
Según el Organismo Internacional de Energía Atómica de Naciones Unidas hay, actualmente, en el orden de 450 reactores en el mundo que producen el 12% de la energía eléctrica que se consume. Hay países como Francia que se juegan absolutamente por este tipo de tecnología para la generación de energía eléctrica, produce más del 73% de la energía que consumen a través de sus 58 reactores nucleares. La República Argentina cuenta con una producción de energía eléctrica en base a 61% fósil, 33% hidráulica, 5% nuclear y 1% otras (Fuente: Ministerio de Hacienda)

Las centrales atómicas son parecidas a las térmicas solo que el calor se logra con la fisión nuclear mientras que en las térmicas se consigue quemando combustible fósil.

Las centrales atómicas no contaminan el medio ambiente pero producen residuos altamente radioactivos durante muchos años.

Recordemos algunos accidentes:

  • 1979 Three Mile Island, Pensilvania, grado 5 en la escala INES (máximo 7), error humano y fallas técnicas, sin víctimas.
  • 1986 Chernobyl, Unión Soviética, grado INES 7, error humano, miles de víctimas.
  • 1999 Tokaimura, Japón, grado INES 4, error humano, 2 víctimas directas.
  • 2011 Fukushima, Japón, grado INES 7, fenómeno natural pero… no se habían diseñado las protecciones necesarias para una zona altamente probable de ese tipo de tsunamis o sea error humano, pocas víctimas directas.

Factor común: error humano.

La energía atómica es la energía que se encuentra en el núcleo de los átomos (de allí, también, su nombre energía nuclear). En el núcleo del átomo encontramos dos tipos de partículas subatómicas, los protones, con carga positiva y los neutrones sin carga eléctrica; unidos mediante enlaces energéticos muy fuertes. Rompiendo esos enlaces se consigue la energía atómica. El proceso se llama FISION nuclear, es el que se utiliza en las centrales atómicas. Es un proceso porque lo que se obtiene es una reacción de fisión de átomos en cadena. Los elementos químicos aptos para la fisión nuclear son átomos con núcleos pesados, el uranio, común en la naturaleza y el plutonio. El uranio, el más utilizado se lo «enriquece» para convertirlo en más inestable, que es la condición necesaria para la fisión de su núcleo.

Hasta aquí, un proceso ya muy conocido, desarrollado, utilizado pero… a los estados algo les preocupa por que están desarrollando la otra forma de conseguir energía atómica para producir energía eléctrica: la FUSIÓN nuclear.

La FUSIÓN nuclear es lo contrario a la fisión nuclear, es la unión de dos átomos con núcleos atómicos muy livianos, fusionando sus núcleos y generando energía en el proceso. Es la energía que se produce en el interior de las estrellas.

El combustible que se utiliza es el hidrógeno pesado, que se encuentra en abundancia en lagos y océanos. Es un elemento, seguro, barato, se encuentran en todos lados, no produce radioactividad, no existe el peligro de la reacción en cadena, no produce gases nocivos para el medio ambiente.

Estados Unidos, Rusia, China, Japón, la Unión Europea Corea e India están construyendo el primer Reactor Termonuclear Experimental Internacional (ITER) en el sur de Francia, donde se generará energía eléctrica por medio de la fusión nuclear, a un costo sostenible.

Para el 2025, con una inversión de 24.000 millones de dólares, logrando encerrar 80 metros cúbicos de plasma a 150 millones de grados centígrados (más caliente que el núcleo del Sol) con el objetivo de lograr 500 MW de potencia energética.

¿Es esta la respuesta al temor de la humanidad a las centrales nucleares basadas en la fisión nuclear? ¿Es esta la tecnología barata, segura e inagotable que nos permita de una vez reemplazar la energía basada en combustibles fósiles? Es esperable que así sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s