Irán escala tensión con EE. UU.

INTERNACIONAL

45456715265_e268d4e86a_z
Canciller iraní, Mohamad Javad Zarif / Foto: UN Geneva

Lectura: 4 minutos

Irán incluyó en su lista de sanciones a la Fundación para la Defensa de las Democracia estadounidense y a su director Mark Dubowitz, por la actividad destinada a fortalecer la presión económica sobre Teherán, informó la Cancillería iraní.

Según un comunicado del ente, la decisión de Teherán fue tomada en el marco de la ley para la lucha contra la violación de derechos humanos y acciones terroristas de EE. UU.  en la región.

Según Teherán, la fundación de Dubowitz difundía la información falsa y realizó actividad de propaganda, y de esta manera participó en el fortalecimiento del «terrorismo económico» de EE. UU. contra Irán.

Las tensiones entre Washington y Teherán continúan en aumento desde mayo de 2018, tras la retirada unilateral de EE. UU. del Plan de Acción Integral Conjunto y la imposición de varios paquetes de sanciones contra el país islámico.

Teherán actualmente no está interesado en mantener negociaciones con Washington, declaró el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, que está de visita en Finlandia.

«Ahora Teherán no está interesado; hay que tener motivos para unas negociaciones entre Estados Unidos e Irán», dijo Zarif en una reunión con su par finlandés, Pekka Haavisto.

Además el ministro subrayó que Irán no está interesado en la confrontación y respeta el acuerdo nuclear.

A su vez, la Cancillería iraní comunicó que los dos ministros también abordaron el Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales (Instex), creado por Francia, Alemania y el Reino Unido, que permita comerciar con Irán tras la salida de Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) y la situación en torno al petrolero Grace 1, detenido en Gibraltar en julio pasado.

Las tensiones entre Washington y Teherán continúan en aumento desde mayo de 2018, tras la retirada unilateral de EE. UU. del acuerdo nuclear con Irán y la imposición de varios paquetes de sanciones contra el país islámico.

Además la situación en la zona del golfo Pérsico se ha crispado en los últimos meses.

El 13 de junio en el golfo de Omán fueron atacados los buques petroleros Front Altair y Kokuka Courageous, supuestamente con torpedos o minas que causaron explosiones e incendios a bordo. Irán niega estar involucrado en el percance.

Tras ese incidente, los militares iraníes informaron haber derribado un dron estadounidense que violó el espacio aéreo de Irán, pero el Comando Central (Centcom) de EE. UU. afirmó que el aparato fue abatido sobre el estrecho de Ormuz, en el espacio aéreo internacional.

El 19 de julio, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán informó de la detención del petrolero Stena Impero en el estrecho de Ormuz, por la supuesta violación de normas internacionales.

El 15 de agosto, el Grace 1 fue puesto en libertad, según las autoridades de Gibraltar, después de que Teherán presentara garantía oficial por escrito de que no iba a infringir las restricciones económicas de la UE.

El Departamento de Estado de EE. UU. amenazó con revocar los visados de marineros que ayuden al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (IRGC, en inglés) en el transporte del crudo.

La portavoz Morgan Ortagus, recordó este jueves que EE. UU. considera a la guardia revolucionaria de Irán como organización terrorista.

«Los tripulantes de embarcaciones que ayuden al IRGC en el transporte del petróleo desde Irán podrían perder el derecho al visado o la admisión en Estados Unidos […] La comunidad marítima debería ser consciente de que el Gobierno de EE. UU. tiene la intención de revocar los visados concedidos a los miembros de tales tripulaciones», señaló la portavoz al comentar la liberación del petrolero Grace 1 en Gibraltar.

Estados Unidos, advirtió, «seguirá utilizando todas las herramientas a su disposición para negarle a Irán y sus aliados los recursos que necesitan para participar en actividades malignas y desestabilizadoras en Siria y en otros lugares».

El 15 de agosto, las autoridades de Gibraltar pusieron en libertad al petrolero iraní Grace 1, a pesar de que el Departamento de Justicia de EE. UU. solicitó el mismo día la apertura de un nuevo procedimiento legal para la detención del buque.

Artículo relacionado: Irán reforma sistema monetario para eludir sanciones comerciales

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s