Macri apela al control de cambios para frenar caída brusca del peso local

Macri_Tandanor_Slider
Presidente argentino, Mauricio Macri / Foto: Casa Rosada (Presidencia de la Nación)

Lectura: 5 minutos

El anuncio se produjo después de que se evaporaran cerca de US$3.000 millones de las reservas de divisas el jueves y el viernes, mientras el Gobierno tenía dificultades para pagar la deuda a corto plazo y desacelerar la caída del peso.

El dólar es la moneda utilizada por la población como defensa ante la escalada de la inflación y la debilidad de los ingresos fijos.

La moneda se debilitó más del 25% frente al dólar en agosto y se desplomó a un mínimo histórico tras las elecciones primarias del 11 de agosto, que mostraron que el Gobierno promercado tiene pocas posibilidades de mantenerse en el poder.

Masakatsu Fukaya (operador de divisas de mercados emergentes de Mizuho Bank en Tokio), señaló que Argentina tiene una exposición limitada a los mercados globales, a diferencia de Turquía el año pasado, por lo que la decisión de controlar la venta de dólares solo tendrá impacto en la región, pero los riesgos de contagio siguen siendo pequeños.

De otro lado, Andrew Brenner (responsable de renta fija internacional de NatAlliance Securities en Nueva York), indicó que la decisión del Gobierno aumentará la volatilidad y la confusión sobre lo que está sucediendo en Argentina.

«Las personas se han vuelto más reacias al riesgo, ya que la volatilidad aumentó durante todo el mes de agosto en lo que respecta a los emergentes. Están los incendios en Brasil, la escasez de dólares, los problemas en China para cumplir parte de su deuda denominada en dólares», agregó.

Bryan Carter (responsable de renta fija de mercados emergentes de BNP Paribas Asset Management en Londres), dijo que la medida es «muy necesaria», y «es un primer paso necesario» para comenzar a frenar la demanda interna de dólares, lo que potencialmente está alimentando la crisis cambiaria.

«Esperamos ver más medidas de este tipo con el respaldo del FMI. En general, no hay impacto en los tenedores de bonos globales; esto solo afecta las posiciones internas en pesos (…) La empresa había comprado bonos argentinos en dólares desde las elecciones primarias por expectativas de que el país resolverá su “crisis de liquidez” con medidas tales como ampliaciones de vencimiento forzosas y apoyo continuo del FMI», añadió.

Después de un «agosto negro» en el que el precio del dólar subió un 35,8% y el índice de riesgo país se disparó un 224%, hasta los 2.532 puntos básicos, su máximo nivel desde 2005, Macri firmó este domingo un decreto por el que se obliga a los exportadores a liquidar divisas en el mercado local y se requerirá una autorización previa para la compra de moneda extranjera en la plaza cambiaria y para realizar transferencias al exterior.

El cambio de rumbo de Macri, que siempre criticó las restricciones cambiarias fijadas durante el gobierno de Cristina Fernández (2007-2015), se produce después de que las reservas monetarias de Argentina cayeron en 13.793 millones de dólares en agosto, hasta los 54.098 millones.

Con estos límites impuestos en el mercado de cambios, el Gobierno buscar lograr una mayor estabilidad cambiaria y proteger al ahorrista.

«Son medidas incómodas, no son las que deseamos para la Argentina que todos queremos, pero son medidas de emergencia para evitar males mayores», afirmó el ministro argentino de Hacienda, Hernán Lacunza.

Consultado sobre la reacción posterior de los mercados a estas medidas, Lacunza consideró que el valor del dólar va a estar estable y señaló que «hay razones para esperar que sea estable porque está alto y tiene un colchón para absorber contingencia».

Lacunza también destacó que el hecho de que haya una campaña electoral por delante de cara a los comicios del próximo 27 de octubre «no es excusa para poner en riesgo la estabilidad de los argentinos».

En las primarias del pasado agosto, el candidato peronista Alberto Fernández, que inició este lunes una visita a España para impartir clases en un instituto universitario de Madrid, logró una ventaja de de 15 puntos sobre Mauricio Macri.

Con estas medidas, nadie estará limitado para extraer dólares de sus cuentas bancarias, ni las personas físicas ni las jurídicas, no hay ningún impedimento al comercio exterior ni restricciones para los viajeros.

El Gobierno sorprendió al decretar una serie de restricciones cambiarias, buscando frenar la escalada del precio del dólar y la fuga de divisas, tras tres semanas de severas turbulencias financieras. La medida despierta viejos temores sobre medidas similares tomadas en el pasado, que restringieron el mercado cambiario, pero no frenaron la crisis.

El decreto establece que hasta el 31 de diciembre próximo los exportadores de bienes y servicios deberá ingresar al país las divisas y/o negociarlas en el mercado de cambios «en las condiciones y plazos que establezca» el Banco Central argentino.

Las fuentes consultadas precisaron que los exportadores tendrán que vender en el mercado local las divisas producto de sus exportaciones dentro de un máximo de cinco días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque.

Según aclararon, no hay restricciones para la importación, pero las empresas no podrán comprar dólares para atesorar.

Por otra parte, el decreto establece que el Banco Central determinará los casos en que las compras de divisas en el mercado de cambios y las transferencias al exterior requerirán autorización previa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s