Chile: presidente Piñera declara el Estado de Emergencia frente a la violencia desatada

INTERNACIONAL

_srq1968_1
Foto: Dirección de prensa, Presidencia de la República de Chile

Lectura: 3 minutos

El aumento en el ticket del metro fue la mecha que encendió la violencia, pero no alcanza a explicar la decisión de los grupos que atacaron numerosos puntos de la ciudad sin distinción alguna, todos fueron objetivos de los vándalos.

Salvo en casos de catástrofes naturales, nunca en democracia se había adoptado esta medida en Chile. Los daños en la ciudad son cuantiosos por la violencia de los manifestantes que no dudaron en atacar a la policía, a pesar de la declaración del «Estado de Emergencia» que decidió el presidente Piñera.

Las movilizaciones comenzaron tímidamente el lunes, con llamados a evadir el pago en el Metro. Poco a poco las expresiones de descontento fueron aumentando, con la jornada más violenta el viernes, incendios de estaciones del ferrocarril metropolitano, quema de autobuses, barricadas, desórdenes en distintos puntos de la ciudad y enfrentamientos con la policía, que incluso llegó a disparar proyectiles de goma contra los manifestantes, además de usar generosamente gases lacrimógenos. En horas de la noche pudo apreciarse que la magnitud de los daños era cuantiosa en algunos sectores.

La intendenta (gobernadora) de Santiago, Karla Rubilar, calificó lo sucedido como «un ataque nunca antes visto en la ciudad», al informar al menos 16 autobuses incendiados y 41 las estaciones de Metro destruidas. Piñera, en tanto, justificó el estado de emergencia señalando que su objetivo «es simple, pero muy profundo: asegurar el orden público y la tranquilidad de los habitantes de Santiago». La medida rige en buena parte de la Región Metropolitana. La policía, en tanto, cifró en 308 los detenidos y 167 las personas heridas, de las que 11 son civiles y el resto agentes policiales, cinco de ellos en estado de gravedad.

El sábado continuaron las protestas con autobuses urbanos en llamas, estaciones bloqueadas y cacerolazos. Hasta el momento hay 308 detenidos, 167 heridos y 41 estaciones de transporte vandalizadas.

Se trata del primer día de protesta ciudadana bajo el Estado de Emergencia que decretó el Gobierno en la madrugada del viernes como medida de contención de los disturbios violentos que derivaron en las manifestaciones contra el alza del precio del metro.

Después que el presidente Sebastián Piñera decretase el Estado de Emergencia, los militares se desplegaron en varias zonas de la ciudad, que amaneció tranquila el sábado tras los graves incidentes del viernes, donde grupos violentos armaron barricadas, hubo saqueos en comercios y la quema y destrozo de varias estaciones de metro, autobuses y mobiliario urbano.

«Estamos muy conscientes de que hay muchos chilenos que tienen muchas dificultades económicas. Estamos viviendo tiempos difíciles y por esa razón estamos elaborando un plan que nos va a permitir aliviar, mitigar el impacto que el alza en el precio del pasaje del Metro ha tenido y va tener en los sectores más vulnerables y en la clase media necesitada», dijo Piñera a la prensa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s