Socialistas y conservadores prometen aumentar gasto público en Gran Bretaña

INTERNACIONAL

HMS OCEAN PREPARES TO TAKE VITAL AID TO CARIBBEAN
Foto: DFID – UK Department for International Development

Lectura: 3 minutos

«Los multimillonarios, los evasores de impuestos, los malos empleadores y los contaminadores, son los dueños del partido conservador», dijo el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, en la presentación de su programa electoral en Birmingham.

«El nivel de pobreza en Gran Bretaña es terrible», agrega el líder laborista. Corbyn quiere aumentar el salario en el sector público en un 5%, introducir mejoras en la atención de la salud pública para la tercera edad y lanzar un programa para la construcción de 100 mil viviendas sociales.

Además, el líder de la oposición quiere devolver al sector público los sistemas de agua, servicio postal, de transporte y de energía eléctrica. Gran Bretaña goza de uno de los sistemas de transporte más modernos de Europa, no obstante, los consumidores sufren por el incremento en el precio del agua, a pesar de las fuertes lluvias. Una de las promesas más exóticas que proponen los laboristas es la de ofrecer internet gratuito para todos. Sin embargo, se estima que este beneficio alcanzaría los 500 millones de libras esterlinas.

Las elevadas tasas de matrícula, que habían aumentado en los últimos años bajo los gobiernos conservadores a alrededor de 9 mil libras esterlinas al año, también serían abolidas. La mayoría de los estudiantes británicos necesitan décadas para pagar sus préstamos estudiantiles.

La edad de jubilación no debería elevarse más y se deberían mejorar los derechos de los trabajadores. El Partido Laborista quiere abolir los llamados «contratos de cero horas», una consecuencia de la desregulación del mercado laboral británico. Por otra parte, se pretende extender la licencia parental y se mejorará de nuevo la protección contra el despido.

Partido Conservador es mucho más modesto: ellos ofrecen inyectar 20 mil millones de libras al sistema de salud, 2 millones para los sistemas de defensa y cubrir el sueldo de 20 mil policías. También el cuidado gratuito de niños entre 2 y 4 años, además de la instalación de estaciones para cargar vehículos eléctricos, entre otras propuestas. Tanto los laboristas como los conservadores prometen el fin de una década de austeridad y un verdadero tornado de gasto público.

La Oficina Británica de Control Presupuestario critica los planes de gastos de ambos partidos. Los conservadores estiman que existe un margen presupuestario de unos 40 mil millones de libras esterlinas para gastos adicionales que, según las estimaciones de los auditores, ya no existe en absoluto.

En el caso del Partido Laborista, la crítica de los contadores auditores es aún más ácida: decir que los enormes gastos adicionales sólo podrían financiarse mediante aumentos de impuestos para las grandes empresas y los trabajadores con mayores ingresos no es realista. Estos sólo pueden financiarse a través de un aumento generalizado de los impuestos, afirman.

En cualquier caso, los dos partidos principales quieren aumentar la nueva deuda, a pesar de que el déficit para 2019/20 ya se estima que es un diez por ciento mayor que el del año anterior, lo que se debe, en parte, a la disminución de los ingresos fiscales y a la ralentización de los resultados económicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s