Graves incidentes sociales en Estados Unidos

INTERNACIONAL

49950975626_247f1a217c_c
Foto: Hungryogrephotos

Lectura: 2 minutos

Por cuarta noche consecutiva, las calles de algunas de las principales ciudades de Estados Unidos volvieron a ser el punto de encuentro de miles de personas que exigían justicia por la muerte a principios de semana del afroamericano George Floyd a manos de agentes de la policía.

A pesar del carácter reivinidicativo de las manifestaciones y de los llamamientos a la calma de líderes políticos y sociales, algunas de estas protestas culminaron en actos de vandalismo y pillaje, y obligaron incluso a blindar lugares emblemáticos como la Casa Blanca o la sede de la cadena de noticias CNN, en Atlanta.

Esta oleada de protestas comenzó el pasado martes, 26 de mayo, en la ciudad de Minneapolis, en el estado de Minnesota, donde apenas un día antes Floyd había fallecido cuando se encontraba bajo custodia de cuatro agentes de la policía.

Los cuatro policías apresaron a Floyd después de recibir una llamada alertando a las autoridades de que una persona, cuya descripción coincidía con la de este ciudadano afroamericano. Durante el arresto, el agente Derek Chauvin inmovilizó a Floyd hincando la rodilla sobre su cuello durante varios minutos.

A pesar de que el detenido advirtió a los agentes de que no podía respirar, Chauvin no cejó hasta que el sospechoso perdió el conocimiento; en ese momento llamaron a los servicios médicos, que nada pudieron hacer ya por salvar su vida. El incidente fue grabado por un transeúnte que compartió las imágenes en redes sociales, lo que ha desatado una indignación generalizada por todo el país.

Los cuatro agentes fueron despedidos y Chauvin se encuentra bajo arresto, acusado de asesinato.

Una autopsia preliminar, incluida en documentos judiciales y divulgada por medios locales, ha establecido que «no existen evidencias físicas que sustenten un diagnóstico de asfixia traumática o estrangulación». Tras salir a la luz este documento, la oficina del forense del condado de Hennepin, ha emitido un comunicado señalando: «La autopsia en sí misma no puede responder a todas las preguntas relativas a la causa y la forma de la muerte, y debe ser interpretada en el contexto de una investigación en curso».

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s