Hong Kong: policía prohíbe manifestación prodemocracia

INTERNACIONAL

50013867951_c84260cd86_c
Foto: Studio Incendo

Lectura: 5 minutos

El departamento de policía de Hong Kong negó el sábado el permiso a una manifestación anual en la antigua colonia británica planeada para 1 de julio, que buscaría conmemorar el aniversario del retorno de la ciudad a China en 1997, según dijeron los organizadores y la policía.

En una notificación a los organizadores, el Frente Civil de Derechos Humanos, la policía recordó las normas actuales de la ciudad, que limitan las reuniones a un máximo de 50 personas debido a la pandemia de coronavirus, afirmando que las reuniones y manifestaciones públicas no están exentas.

El aviso, publicado en la página de Facebook del grupo organizador, también se refería a los incidentes violentos que tuvieron lugar después de las movilizaciones organizadas por el grupo en los últimos 12 meses.

«Tras la evaluación del riesgo, la policía ha considerado que las reuniones públicas y la concentración son actividades de alto riesgo», dijo el departamento de policía local en otro mensaje en la página de Facebook del departamento.

La decisión se ha tomado justo antes de la una reunión de tres días que inicia el domingo el parlamento chino, donde se espera que se promulgue una nueva legislación de seguridad nacional en la víspera del 23 aniversario de la devolución de Hong Kong al dominio chino.

China dice que la ley de seguridad nacional, que ha alarmado a los Gobiernos extranjeros y a los activistas por la democracia, se dirigirá solo a un pequeño grupo de alborotadores y que las personas que se atengan a la legislación no tendrán motivos para preocuparse.

China recuperó el control de Hong Kong el 1 de julio de 1997, con arreglo a la fórmula «un país, dos sistemas», que permite libertades de las que no se disfruta en la China continental, entre ellas la libertad de protesta y un poder judicial independiente.

En los últimos meses, China ha reforzado notablemente su control sobre Hong Kong, que por un año ha sido agitado por un movimiento antigubernamental, a veces violento y que según Beijing fue movilizado por «fuerzas hostiles extranjeras».

Las detenciones de 15 veteranos activistas pro democracia, entre ellos Lai, y la proclamación de las oficinas de representación de China en Hong Kong, que gracias a una cláusula de la mini constitución de la ciudad (la Ley Básica) no estaban obligadas a mantenerse al margen de los asuntos locales, han causado preocupación.

Sin embargo, nada pudo haber preparado a la gente para el sorprendente anuncio de China a finales de mayo de que impondría una ley de seguridad nacional para hacer frente a la secesión, la subversión, el terrorismo y la injerencia extranjera. La semana pasada se cambió «interferencia extranjera» por «colusión con un poder extranjero». Una medida que, según los críticos, tendría como objetivo los hongkoneses que buscan ayuda de países extranjeros en cuestiones políticas.

Una explicación de la nueva ley publicada el sábado por la agencia de noticias oficial de China Xinhua dice que se establecerá en Hong Kong una nueva comisión de seguridad nacional supervisada por el gobierno chino y que sus agentes de seguridad se estacionarán en la ciudad para tratar directamente con algunos casos allí.

Después que el editor del Apple Daily Jimmy Lai se reuniera con el Vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence y el Secretario de Estado Mike Pompeo en Washington en julio del año pasado para discutir la crisis política de Hong Kong, el Ministerio de Relaciones Exteriores chino arremetió contra la reunión como una «intervención de las fuerzas extranjeras».

El Diario del Pueblo, periódico oficial del Partido Comunista chino, acusó a Lai de «difundir una retórica separatista» que «pone en peligro la seguridad nacional» y «subvierte el régimen». El comentario de agosto también lo acusó de ser «un perro corredor de las fuerzas hostiles occidentales», «un peón de los Estados Unidos» y «un traidor» que se vende a los intereses de China. Advirtió de manera ominosa: «Tengan en cuenta el ajuste de cuentas a su debido tiempo».

Con la ley de seguridad nacional, muchos se preocupan sobre si las publicaciones de Hong Kong podrán seguir publicando libremente críticas del gobierno. Las libertades civiles, incluyendo la libertad de prensa y de expresión, están garantizadas a las publicaciones bajo la Ley Básica. Sin embargo, existe el temor generalizado de que los cargos de seguridad nacional de China, vagamente definidos y utilizados para encarcelar a los disidentes en el continente, se apliquen pronto a los críticos del gobierno de Hong Kong.

Artículo relacionado: Temor en Hong Kong por nuevas leyes represivas

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s