Guerra de impuestos entre Francia y Estados Unidos

INTERNACIONAL

Google,_Apple,_Facebook,_Amazon_and_Microsoft
Foto: Knolskape

Lectura: 4 minutos

El ministerio de Economía de Francia reclamo el sábado (11.07.2020) por un acuerdo en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para cobrar impuestos a las grandes empresas tecnológicas estadounidenses, luego que la noche del viernes Estados Unidos anunciara represalias contra el país europeo.

París advirtió que seguirá adelante con su plan de instaurar una tasa a los gigantes digitales, conocida como «tasa Google» o «tasa GAFA» (por Google, Amazon, Facebook y Apple), pese a las nuevas sanciones adelantadas por Washington a la importación de productos galos, medida adoptada en represalia por ese impuesto.

Para Francia, el único camino que queda sobre la mesa es alcanzar un acuerdo internacional para tasar a los gigantes de internet.

«Sería la única solución de altura», indicaron fuentes del Ministerio francés de Economía, cuyo titular, Bruno Le Maire, se entrevistó vía telefónica el viernes con el secretario estadounidense de Comercio, Bob Lightizer, y con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. Si no hay tal acuerdo, París aplicará a fin de año el impuesto nacional que rige desde 2019, pero que por el momento está congelado.

Ese impuesto, que Francia asegura que también será aplicado por «muchos otros países de Europa», desató la furia de Estados Unidos, que anunció que impondrá nuevos aranceles a productos franceses, como los famosos bolsos de mujer o los cosméticos, por un valor total de 1.300 millones de euros. Washington precisó que esos nuevos impuestos estarán congelados durante 180 días para dar una oportunidad a la negociación.

En tanto, Francia instó a Estados Unidos a volver a la mesa de diálogo abierta en la OCDE, paralizada por Washington, y recordó que «una amplia mayoría de países» de esa organización «es favorable a la proposición que está sobre la mesa» para permitir que los gigantes de internet paguen impuestos en los países donde obtienen sus beneficios.

El Parlamento francés adoptó el 11 de julio de 2019 la introducción de un impuesto a los gigantes digitales, que convirtió a Francia en el primer país que dio este paso que muchos otros están deseando dar, así como a otras multinacionales acusadas de evasión fiscal.

En un tuit publicado en enero (20.01.2020), el presidente Emmanuel Macron, calificó como «excelente» una conversación mantenida el domingo con su homólogo estadounidense, Donald Trump: «Trabajaremos juntos para lograr un buen acuerdo y evitar así cualquier aumento de los aranceles aduaneros», expresó el presidente de Francia .

El pasado 7 de enero, Estados Unidos y Francia se habían dado 15 días para alcanzar un pacto y permitir que el trabajo sobre el impuesto a los gigantes de internet continúe en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), recordó este lunes el diario Le Figaro. El rotativo apuntó que los dos presidentes están de acuerdo en dejar que las discusiones sigan hasta finales de año.

El Gobierno estadounidense había anunciado en diciembre que iba a imponer aranceles por valor de 2.400 millones de dólares (unos 2.160 millones de euros) de hasta el 100% del valor de ciertos productos franceses, en respuesta a la tasa del Ejecutivo de Macron sobre los ingresos de las grandes tecnológicas.

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, calificó entonces de «inaceptable» esa decisión y dijo, tras hablar con la Comisión Europea, que la Unión Europea respondería con «contundencia» ante cualquier sanción a Francia o alguno de sus miembros.

Las autoridades francesas han dejado claro desde el principio que renunciarán a su impuesto cuando se ponga en marcha una alternativa internacional.

La denominada tasa GAFA (acrónimo de Google, Apple, Facebook y Amazon) es un impuesto a los gigantes de internet que afecta no solo a las tecnológicas estadounidenses, sino a las multinacionales cuyos ingresos anuales superan los 750 millones de euros a nivel mundial.

La ley fue promulgada en Francia el pasado julio y tiene el objetivo de que esas grandes compañías paguen un 3% de su facturación en los países en los que operan y no sólo en los que eligen como sede social porque las condiciones fiscales les resultan más favorables.

Artículo relacionado: Francia castiga a las tecnológicas norteamericanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s