Revelan grabaciones de Richard Nixon sobre Francisco Franco

INTERNACIONAL

4574440793_1d4cbdd526_z
Expresidente norteamericano, Richard Nixon / Foto: The LAMP

Lectura: 3 minutos

El presidente Richard Nixon intentó influir en el futuro de España después de la muerte del generalisimo Francisco Franco. Los analistas que estudiaron las cintas que ahora ven la luz ─y el oído─ dicen que le preocupaba más mantener bases militares en España, que el futuro de la democracia ibérica.

El presidente Nixon es escuchado en una cinta discutiendo con una serie de asesores, cómo asegurar que España no cayera en la anarquía tras la muerte del general Francisco Franco.

Las grabaciones, hechas originalmente por Nixon mientras estuvo en la Casa Blanca, muestran cómo el presidente intentó infructuosamente persuadir al gobernante español para que cediera el poder a un sucesor estable antes de morir.

Era el año 1971 y el general Franco sufría de la enfermedad de Parkinson, pero continuó en el poder hasta su muerte en 1975.

Las grabaciones, que estaban en la Biblioteca Presidencial Nixon, ofrecen un fascinante vistazo de cómo el entonces presidente de Estados Unidos intentó moldear la historia española, y las relaciones del reino con Washington, por lo menos por un corto período.

Analistas dicen que Washington estaba más interesado en asegurar el acceso a bases militares en España que en promover una nueva era de democracia.

Cuando el entonces príncipe Juan Carlos visitó la Casa Blanca en 1971, Nixon le advirtió al futuro jefe de Estado que hiciera del cumplimiento de la ley y el orden su prioridad cuando muriera el general Franco.

Nixon dijo que Juan Carlos debería apoyarse en su juventud y carisma para convencer a los españoles de que las cosas cambiarían una vez que él llegase a ser rey, según anotaciones del intercambio realizadas por el Departamento de Estado.

En su transición a la democracia tras la muerte de Franco, España experimentó mucha turbulencia que incluyó un dramático pero fallido golpe de estado en 1981, pero nunca cayó en el caos que Nixon había temido.

Casi cincuenta años más tarde, con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca, las relaciones entre Washington y Madrid han entrado en aguas turbulentas, dicen algunos analistas.

Washington está preocupado por la coalición de gobierno de izquierda, cuyo miembro menor es el partido de extrema izquierda Unidas Podemos, (UP). Altos dirigentes de UP han servido como asesores al gobierno en disputa de Venezuela.

Las tarifas arancelarias que Washington le ha impuesto a productos españoles, como el aceite de oliva, han inquietado a Madrid.

La falla de España al no cumplir las demandas de Estados Unidos para que los países europeos aumenten sus contribuciones a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), han incomodado a Washington.

España aprobó por su parte en junio una ley imponiendo el llamado Impuesto Google, a las redes sociales estadounidenses, que impone impuestos más altos a estas compañías principalmente estadounidenses. Trump ha prometido represalias si otros países europeos siguen los pasos de España.

«Creo que la relación está pasando por un momento particularmente turbulento», dijo Charles Powell, autor del libro «El Amigo Estadounidense» sobre las relaciones hispano-estadounidenses y director del Real Instituto Elcano, un centro de investigaciones y análisis en Madrid.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s