Bielorrusia: continúan denuncias contra gobierno

INTERNACIONAL

49617881156_d29d9f24e1_c
Protestas en Minsk / Foto: prachatai

Lectura: 4 minutos

La líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya, afirmó el martes (25.08.2020) que «la persona que tiene que retirarse es Lukashenko», el presidente del país, y que «la gente no lo perdonará, no olvidará nada de lo que sucedió después de las elecciones».

«Los manifestantes pacíficos están siendo detenidos, encarcelados ilegalmente y golpeados», denunció Tijanóvskaya en entrevista con DW.

«Nuestra gente ha cambiado. No sé qué va a pasar en los próximos días, pero sé lo que pasará en el futuro cercano: nuestra gente no dará un paso atrás, se despertó y quiere una nueva Bielorrusia», expresó la exprofesora de inglés.

Asimismo, aseguró que «se está produciendo una revolución pacífica» en el país. «Ya no somos la oposición, ahora somos mayoría», agregó.

Bielorrusia se enfrenta una crisis política que ha desencadenado multitudinarias protestas en los últimos días, luego de publicarse el resultado electoral según el cual Alexander Lukashenko ganó las elecciones presidenciales del 9 de agosto con 80% de los votos, algo que no ha sido reconocido por la oposición del país y la Unión Europea.

«La Constitución no prevé la creación de órganos u organizaciones civiles con facultades legales para revisar los resultados de unas elecciones», dijo este martes (25.08.2020) el presidente del Tribunal Constitucional (TC) bielorruso, Piotr Miklashevich, citado por la agencia estatal Belta.

Por esta razón, agregó, el órgano opositor ha sido declarado «anticonstitucional».

Las autoridades bielorrusas detuvieron ayer lunes a dos miembros del consejo coordinador a los que acusó de organizar acciones masivas no autorizadas en la fábrica de tractores de Minsk, en referencia a sus llamamientos a la huelga contra el presidente Alexandr Lukashenko.

La semana pasada, la Fiscalía bielorrusa abrió una causa penal contra el órgano opositor, creado por la campaña de la líder opositora Svetlana Tijanóvskaya tras las elecciones presidenciales en Bielorrusia el pasado 9 de agosto, que dieron como ganador a Lukashenko con el 80 por ciento de los votos y fueron juzgadas como fraudulentas.

«Somos una mayoría ahora. Una revolución pacífica está en curso. No es una revolución geopolítica (…) es una revolución democrática», afirmó la líder opositora este martes por videoconferencia durante una reunión con miembros del parlamento europeo.

Tijanóvskaya advirtió que el presidente Lukashenko se esfuerza en presentar el movimiento de protesta como un complot occidental contra la esfera de influencia rusa.

«Mi país está en crisis», dijo la opositora y enumeró las detenciones, las desapariciones y la muerte de manifestantes «en medio de Europa».

Tijanóvskaya calificó la manifestación del 23 de agosto en Minsk como la «más grande de la historia de Bielorrusia», y afirmó que los «intentos de represión violenta no disuadieron, sino que solo reforzaron la resolución de la nación». El domingo pasado, unas 100.000 personas salieron a las calles de la capital, como ya lo habían hecho el 16 de agosto.

Por su parte, la organización de derechos humanos bielorrusa Vesná informó hoy en su canal de Telegram que entrevistó a 450 víctimas de la violencia policial durante las protestas en contra de las elecciones presidenciales.

«El Centro de Derechos Humanos Vesná, en asociación con la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) buscó información operativa de víctimas de torturas y violencia policial y entre el 12 y el 20 de agosto recaudó testimonios de más de 450 víctimas, confirmados con fotos y vídeo», aseguró la ONG en un comunicado.

«El análisis inicial de los testimonios mostró que las torturas sistemáticas y el trato cruel, inhumano y humillante a lo largo de toda Bielorrusia constituyen un crimen de lesa humanidad», indicó el centro.

Los defensores de derechos humanos subrayaron que, pese a las múltiples denuncias contra los agentes de orden, el Comité de Investigaciones de Bielorrusia no ha abierto ni una sola causa penal ni ha detenido a ninguno de los implicados en abusos cometidos contra los manifestantes pacíficos.

En vistas a esta situación, el Centro de Derechos Humanos Vesná, la Federación Internacional de Helsiki para los Derechos Humanos y la OMCT se dirigieron al Relator Especial de la ONU sobre la Tortura y otras penas crueles, inhumanas o degradantes con la solicitud de intervenir de modo urgente.

Artículo relacionado: Fuerzas Armadas de Bielorrusia en alerta máxima

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s