Bloquean en Hong Kong cuentas de una iglesia protestante

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ansianos se suman a las protestas para proteger a los más jóvenes / Foto: Studio Incendo

Lectura: 3 minutos

Decenas de organizaciones benéficas y de ayuda social llevan días pidiendo que la Iglesia Good Neighbour North District recupere sus cuentas bancarias para seguir ayudando a los marginados y a los sin techo.

Según algunos voluntarios y miembros de la comunidad, hay por lo menos 100 personas sin hogar, junto con empleados y trabajadores sociales, que no pueden ser asistidos debido al bloqueo de las cuentas bancarias.

Desde el 7 de diciembre, cinco cuentas bancarias vinculadas a la comunidad protestante se encuentran bloqueadas por el Hong Kong and Shanghai Bank (HSBC) por orden de la policía, que acusa a la Iglesia de lavado de dinero y fraude.

Según las fuerzas del orden, entre junio de 2019 y septiembre de 2020, la Iglesia recaudó 27 millones de dólares hongkoneses (unos 2,86 millones de euros), pero oficialmente declara haber recaudado un tercio de esa suma.

Para empeorar las cosas, uno de los pastores de la comunidad, Roy Chan Hoi-hing, huyó de Hong Kong para reunirse con su familia en Gran Bretaña. Se le ha solicitado que regrese al territorio para ser interrogado, pero ─desde Europa─ afirman que no podrán viajar.

La comunidad está convencida de que la congelación de las cuentas es una represalia política por su papel en las manifestaciones prodemocracia del año pasado.

En efecto, durante todo el período de manifestaciones contra la ley de extradición, la comunidad creó un grupo de ancianos, llamado «Protege a nuestra juventud»: las personas mayores velaban por la seguridad de los jóvenes que participaban en las protestas y se interponían entre los manifestantes y la policía para frenar la violencia policial.

El pastor Chan también participó en las protestas y momentos de oración durante el asedio en el instituto Politécnico de Hong Kong. Él y algunos miembros de la Iglesia también fueron arrestados y liberados sólo bajo fianza.

Los miembros de las comunidades protestantes de Hong Kong resaltan que las donaciones que se efectúan a las comunidades sin fines específicos, no necesitan ser declaradas. Y subrayan que en el pasado, para un allanamiento policial y la incautación de los registros de una comunidad se requería el permiso de un juez, respaldado por pruebas consistentes.

En cambio, ahora, la policía tiene poder para intervenir e incautar, justificando su acción con las razones enmarcadas por la Ley de Seguridad Nacional.

En una entrevista con RFA, el pastor Wu Chi Wai, secretario general del Movimiento de Renovación de la Iglesia de Hong Kong, dijo que las medidas adoptadas contra la Iglesia Good Neighbour North District son un mensaje a todas las comunidades cristianas, para que se alejen de la política. «¿Acaso significa que en el futuro habrá más y más iglesias en la mira, objeto de la represión política?», concluye.

Otro artículo de interés: Nueva ola de arrestos en Hong Kong contra líderes prodemocracia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s