Conmoción en Francia por asesinato de mujer policía

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Dickelbers

Lectura: 3 minutos

El Gobierno francés celebró una reunión de emergencia el sábado (24.04.2021) después que un árabe tunecino matara a puñaladas a una mujer policía cerca de París, al parecer en un ataque yihadista, por el que se detuvo hasta ahora a cuatro personas.

El asesinato del viernes en una comisaría de Rambouillet, una ciudad situada a unos 60 kilómetros al suroeste de París, revivió el trauma de una serie de mortales atentados del terrorismo islámico en los últimos años en Francia.

La víctima era una mujer de 49 años llamada Stephanie M., auxiliar administrativa de la policía y madre de dos niñas adolescentes, que recibió dos puñaladas en la garganta a la entrada de la comisaría.

El agresor, Jamel Gorchene, de 36 años, fue abatido por un agente en el lugar de los hechos. Ni la policía ni los servicios de inteligencia tenían fichado al hombre de origen tunecino.

El presidente francés, Emmanuel Macron, visitó este sábado a la familia de Stéphanie. «Al inicio de la tarde, el presidente de la República ha visitado (la localidad de) Thoiry para mostrar su apoyo y toda la solidaridad a la familia de la víctima, que estaba muy conmocionada y tuvo una postura muy digna», dijo Macron en un mensaje difundido por el Palacio del Elíseo.

El jefe de Estado también habló por teléfono con el jefe de la comisaría de Rambouillet, localidad próxima a Thoiry y donde Stéphanie fue asesinada.

Una fuente cercana a la investigación aseguró a la AFP que el atacante gritó «Alá Akbar» (Alá es el más grande). El fiscal jefe antiterrorista, Jean-François Ricard, confirmó que «las palabras del agresor» apuntan a una motivación terrorista y dijo que el ataque pudo ser premeditado.

El padre del atacante y dos personas que supuestamente lo habían acogido a su llegada a Francia fueron detenidos y sus interrogatorios continuaron el sábado, mientras la policía indaga en los antecedentes, contactos y motivaciones.

También se detuvo a una cuarta persona y se registraron los domicilios de los cuatro arrestados.

El teléfono móvil del atacante contenía cantos religiosos musulmanes utilizados por la propaganda yihadista, según una fuente cercana a la investigación.

Gorchene llegó a Francia ilegalmente en 2009, pero desde diciembre pasado había obtenido un permiso de residencia de un año, según la fiscalía nacional antiterrorista.

Era originario de Msaken, ciudad comercial cercana a Susa, en la costa este de Túnez, donde aún reside su familia en una modesta casa.

Un primo del atacante, Noureddine, lo describió a la AFP como «tranquilo y reservado». Otra prima, Sameh, precisó que era tratado por un psiquiatra en Francia porque sufría depresión.

El 24 de octubre de 2020, ocho días después del asesinato del profesor de secundaria Samuel Paty, decapitado por un joven de 18 años de origen checheno por haber mostrado a sus alumnos caricaturas de Mahoma, Gorchene cambió su foto de perfil y se unió a una campaña que pedía respeto por el profeta.

Desde 2015, una ola de atentados yihadistas ha causado más de 260 muertos en Francia. Varios de esos ataques han sido cometidos con arma blanca y contra las fuerzas de seguridad.

Otro artículo de interés: Alerta por terrorismo islámicos que habita en Francia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s