Perón advierte sobre seleccionado de fútbol de Holanda, escribe José Luis Ponsico

OPINIÓN

50375802637_b4cf4e7eac_c
Final Holanda-República Federal Alemana en 1974 / Foto: Mittelstädt, Rainer/Deutsches Bundesarchiv

Por José Luis Ponsico, escritor, periodista, especial para LaCity.com.ar.


 

A nuestros lectores:

Es una rémora sin duda acudir a la relación intensa, dramática por períodos, entre el deporte y la política.

Suficiente recordar la piscina que terminó ensangrentada del partido de water polo entre Hungría y la Unión Soviética en Australia, semifinales de las Olimpiadas en 1956. Ocurrió mientras los tanques enviados por Stalin acribillaban a los patriotas que exigían democracia y libertad, dos conceptos ajenos al comunismo soviético. También la aparición de un desconocido Henry Kissinger, asesor del gobernador de California (Richard Nixon) cuando hizo saber que los hombres que jugaban fútbol en La Habana, fotografiados por un avión norteamericano, no eran cubanos. Sin duda, soldados soviéticos. En Cuba no juegan fútbol, advirtió Kissinger. Después la diplomacia del ping-pong que abrió la relación diplomática entre China y Estados Unidos. En Buenos Aires, por ejemplo, cuando Alfonsín corrigió su errónea impresión inicial del seleccionado argentino y recibió al plantel que ganó la Copa Mundial con Diego Maradona a la cabeza.

LaCity.com.ar comienza hoy una seria apasionante, con la firma de un reconocido historiador, quizás el mayor especialista de Argentina en indagar la profunda relación que une el deporte (fútbol especialmente) con la política. Serán capítulos que sin duda atraparán a nuestros lectores, siempre ávidos de ir más allá de los aspectos coyunturales, necesarios, pero que reclaman en todo momento conocer el fondo de la cuestión. Disfruten.

 

 

 

Lectura: 8 minutos

El plantel de San Lorenzo, campeón del Metropolitano del 72 ante la posibilidad de ganar el Nacional también, muchos de los jugadores de familias peronistas, en las jornadas de Gaspar Campos, viendo la tele, se emocionaron con las salidas de Perón a saludar a miles de manifestante

Las noticias repetían que más de cien mil personas en distintos días habían desfilado por la calle Gaspar Campos. Un grupo encabezado por Victorio Cocco, santafesino, ex 5 de Unión, luego baluarte de San Lorenzo, familia radical de origen en representación de varios otros admiradores del General le pidieron al «Nene» Sanfilippo mimado de Perón, ir a visitarlo.

Sanfilippo habló con Lorenzo Miguel, jefe del poderoso gremio metalúrgico. San Lorenzo tenía varios jugadores en la selección y el «Viejo Gasómetro», el estadio, sería uno de los escenarios de actos peronista, el Frente Justicialista de Liberación en ciernes. Lorenzo Miguel, fana del «Ciclón» le pidió media hora de los muchachos con el General que tenían gran simpatía por el «Nene» Sanfilippo

La entrevista se acordó el mismo día de la cumbre con Balbín (líder del principal partido de la oposición, Unión Cívica Radical) que debió ingresar por atrás, una calle lindera.

Una foto lo ubica al «Chino» Balbín con 68 o 69 años saltando la cerca vecina para ingresar a la casona remodelada, tipo chalet, donde estaba alojado el General Perón

López Rega, secretario privado, acordó con el General media hora para distender el clima político según las palabras del propio Perón: «Sí, que vengan un ratito con Sanfilippo y hablemos de fútbol. «Vi mucho en Europa y quiero conocer opiniones distintas para el Mundial de Alemania de 1974», según testimonios recogidos por este cronista.

En una combi que contrató San Lorenzo viajaron a Vicente López, desde la práctica matutina en Boedo, Sanfilippo, con 37 años, un regreso parecido al del General, autor de once goles a esa altura entre el Metro y el Nacional, ingresando media hora en el segundo tiempo. Algo que a Perón lo maravillaba.

Con el «Nene», integraron la comitiva Cocco, Rubén Glaría de José C. Paz, familia peronista, padre obrero; el defensor Pires llegado de Platense, origen peronista familiar. El «Hueso» Glaría tenía mayores conocimientos doctrinarios. En los 90 yendo a la vera de Fernando Galmarini, el lateral de San Lorenzo, resultó electo Intendente de San Miguel

Dos veces López Rega advirtió que el acuerdo con Lorenzo Miguel, por San Lorenzo, apenas media hora. Perón había cumplido con su siesta. Estaba contento, distendido. Uno por uno fue saludando a todos. Comentó que Enrique Omar Sívori lo había visitado varias veces en Madrid. «Lo quiero como si fuera mí hijo», afirmó Perón

«Los muchachos estaban shockeados. El General hablaba de las posibilidades de la Argentina como país productor de alimentos. Explicaba los problemas climáticos que vendrían si el Hombre no cumplía con la Naturaleza. El talado de los árboles. Las sociedades encrispadas. Los problemas en Europa. La cuestión racial. La lucha de clases en el país», aludió.

El recuerdo de Sanfilippo se extendió a una parte que quedó en la memoria de todos los presentes. Se había servido té a la inglesa con masas secas, Cocco se animó a preguntar: «General se viene el Mundial en Alemania. Usted debe haber visto mucho fútbol en Europa. ¿Cómo nos vé para lo que viene?», indagó Victorio.

Sigue el relato del «Nene»: «El General nos sorprendió a todos».

«Bueno, amigos. Alemania siempre es candidata. Son buenos. Disciplinados, atléticos. Ya han ganado y disputaron varias finales. Ganaron en Suiza en el 54 a la poderosa selección de Hungría. Pero hay un seleccionado que dará mucho que hablar, el de Holanda. Los he visto con el Ajax. Son notables», dijo Perón para sorpresa.

Sanfilippo recordaba tramos conceptuales de Perón: «Como ustedes saben lo mío fue la esgrima en el Colegio Militar, el boxeo por la idea del combate, la técnica de los que pelean en un ring; la finta, aunque el fútbol siempre atrapa. Estuve en la inolvidable jornada en River cuando Argentina le ganó a Inglaterra con el memorable gol de (Ernesto) Grillo, la apilada».

«Los holandeses han logrado algo poco común: jugar en velocidad, acciones verticales, de precisión. Tardan en jugadas ocho, nueve, segundos, en el juego de una área a la otra. A veces viendo por tevé he contado el tiempo que llegan al gol en menos de diez segundos. El delantero (Johan) Cruyff nació en Amsterdam, Sívori dice que podría ser argentino», agregó.

«Espero que no los sorprenda si les digo que Holanda es candidata, aunque por Europa, está también Italia con muchos antecedentes de finales y por América del Sur Brasil y Argentina. Pero insisto muchachos ¡Ojo con Holanda!».
Un relato magistral del «Nene» Sanfilippo en un viaje a La Plata para un homenaje a Diego Bayo unos 45 años después.

«López Rega hizo saber que iban 45 minutos y estaba llegando Ricardo Balbín que no podía pasar por la multitud en la calle, una comitiva de dos autos con allegados al jefe del radicalismo. Que tendría que ingresar por atrás. Perón agradeció la visita y comentó que quería cambiarse de ropa. Estar elegante para la entrevista. Se lo veía contento. Feliz», dijo el Nene.

«Lo que siguió resultó tan inolvidable como la entrevista. Victorio Cocco, siempre agrandado ─Sanfilippo nunca lo quiso al 5 ex Unión─ en la combi, resumió: «El General es un fenómeno de sabiduría. Uno de los hombres del siglo. Pero de fútbol poco y nada… ¡Cómo va a dar Holanda, candidata a ganar el Mundial…!», canchereó.

Un año y medio más tarde Holanda en un amistoso le ganó a Argentina en Amsterdam 4 a 1. En pleno Mundial del 74 se cruzaron en octavos, bajo la lluvia y la Naranja Mecánica propinó una paliza a los nuestros. Ganó Holanda 4 a 0. No era como ahora que todo el mundo tenía teléfono. Costó ubicarlo a Cocco.

«Victorio ¿te acordás lo que adelantó el General y vos te burlaste en la combi, noviembre del 72… en Gaspar Campos?, enrostró el «Nene» llevando la representación del resto, medio plantel de San Lorenzo ya conocía la anécdota. Al toque: “Nene llevan meses gastándome todos… No la cuentes más la historia. Siento verguenza…” parece que dijo el “5”».

El colofón para no futboleros: La Holanda del 74 que perdió la final con Alemania en un partido para el infarto, tras ir ganando ─repitió la frustración de Hungría veinte años más tarde─ considerada por los historiadores, como «la revolución».

Esto es, jugar en un rectángulo reducido. El llamado «achique». Recuperando rápido y jugar rápido. Triangulando.

Lo que Perón, hombre de la Esgrima y el Boxeo, como mero aficionado, anticipo a los «sabios» que iba a ocurrir. Un fútbol sorpresa. Donde a la velocidad y la condición física se había sumado la técnica de los «tulipanes» holandeses. Se trata de una anécdota poco conocida.

«Cruyff según el Cabezón Sívori, podría haber sido un pibe de un potrero del Gran Buenos Aires», cerró Sanfilippo. Por habilidad, velocidad y talento para jugar. Perón lo dijo un año y medio antes. El General decía «Casi todo se resuelve con inteligencia. En el 58 escribí “La fuerza es el derecho de las bestias”. En República Dominicana».

«Fue una clase magistral. Una enseñanza que ninguno olvidó», cerró Sanfilippo, hoy 86 años, autor de 400 goles oficiales entre 1955 y 1972 en varios ciclos. Sobreviviente de los «Torneos Infantiles Evita», de 1949.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s