Aumenta tasa de interés en eurozona

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente del Banco Central Europeo, Christine Lagarde / Foto: European Central Bank

Lectura: 3 minutos

El Banco Central Europeo podría empezar a subir las tasas de interés en julio, advirtió este miércoles su presidenta, Christine Lagarde, en un momento en que la zona euro se enfrenta a un repunte de la inflación.

«La primera subida de tipos (…) tendrá lugar algún tiempo después del final de las compras de activos», dijo Lagarde en una conferencia organizada en Liubliana por el Banco Nacional de Eslovenia y transmitida en vivo online.

El BCE «terminará» sus compras netas de activos «a principios del tercer trimestre», o sea en julio, y entonces «algún tiempo después se producirá una primera subida de tasas», dijo Lagarde, añadiendo que «esto podría significar un período de solo unas semanas». El instituto monetario ha programado una reunión de política monetaria para el 21 de julio. El BCE mantiene en 0 % los tipos de interés desde 2016.

Con respecto a la inflación, cuya tasa interanual subió hasta el 7,5 % el pasado mes, dio a entender que sólo a «medio plazo» se prevé una vuelta a los niveles defendidos hasta ahora por el BCE, de tasas en torno al 2%. «Parece cada vez más improbable que vuelva la dinámica desinflacionista de la pasada década», señaló.

«Nuestras proyecciones de inflación apuntan cada vez más a que la inflación se sitúe en el objetivo a medio plazo», añadió. Sea como sea, la presidenta del BCE prometió una normalización «gradual» de la política monetaria después de la primera subida de los tipos.

El Banco Central Europeo (BCE) debe «empezar a reflexionar en una normalización progresiva» de su política monetaria a riesgo de reaccionar «demasiado tarde» ante el aumento de la inflación, había advertido en febrero Isabel Schnabel, miembro del Comité Ejecutivo de la institución.

«Hemos tenido dos fuertes sorpresas en materia de inflación en diciembre y enero, lo que hace necesaria una reevaluación de las perspectivas de inflación», estimó la responsable en una entrevista en Financial Times publicada en la web del banco central.

Las previsiones también deben ser revisadas porque el impacto de la variante ómicron en la economía será menos importante del temido y porque la mejora del mercado laboral podría llevar los salarios «a aumentar más rápidamente».

«Todo esto implica que es más y más probable que la inflación se estabilice alrededor de nuestro objetivo del 2% a medio plazo. Esto significa que deberíamos empezar a reflexionar en una normalización progresiva de nuestra política», dijo Schnabel.

El BCE, cuya prudencia ante la inflación contrasta con la determinada reacción de la Reserva Federal estadounidense, está bajo presión para desvelar un calendario de subida de sus tasas directrices, en un mínimo histórico.

«El riesgo de reaccionar demasiado tarde ha aumentado», estimó la economista alemana.

Otro artículo de interés: Bonos soberanos al alza para frenar inflación

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s