Amistad de dictadores

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Líder norcoreano, Kim Jong-un, junto al presidente ruso, Vladímir Putin / Foto: The Presidential Press and Information Office

Lectura: 2 minutos

Rusia y Corea del Norte viven estos días el mayor encuentro societario desde los tiempos de la Guerra Fría, cuando el régimen de los Kim tenía en la Unión Soviética al paraguas protector. El comunismo los unía.

El presidente ruso Vladímir Putin prometió «ampliar las relaciones bilaterales integrales y constructivas» en una reciente carta dirigida a su homólogo norcoreano, Kim Jong-un.

Este respondió que la cooperación entre ambos países ha ascendido «al máximo nivel» en un frente común contra «las fuerzas hostiles» .

Ambos líderes sellaron su amistad en una cumbre histórica en 2019 en Vladivostok (este de Rusia) y desde entonces Kim ha expresado abiertamente su apoyo a Moscú en toda disputa que le implica.

Los gestos de lealtad de Corea del Norte con su aliado se intensificaron con el asalto ruso a Ucrania, en julio fue el tercer país en reconocer como Estados independientes a las repúblicas de Donetsk y Lugansk bajo control del Kremlin.

Kim tampoco ha perdido ocasión en elogiar a Rusia y a su presidente, cuya agenda política ocupa cada vez más espacio en los medios estatales norcoreanos, segun la BBC.

¿Cuales son las claves de esta sociedad peligrosa para el mundo occidental entre Moscú y Pionyang?

«Las relaciones entre Pionyang y Moscú se deterioraron mucho tras el colapso de la Unión Soviética. Desde entonces están mejorando ahora», explica a BBC Mundo el académico Samuel Wells, del Centro Wilson en Washington DC.

Los lazos entre Pionyang y Moscú se remontan a la misma fundación de Corea del Norte en 1948.

Tras la II Guerra Mundial, el régimen de Joseph Stalin formó y elevo al poder a Kim Il-sung, abuelo del actual líder, a quien ayudó a construir un sistema análogo al de la URSS con particularidades de la cultura y tradición coreanas.

Moscú apoyó a su aliado contra el Sur en la Guerra de Corea (1950-53) y en las décadas siguientes fue, junto con China, sosten del régimen de los Kim, al que financió con generosos recursos económicos y materiales.

Otro artículo de interés: Misiles contra misiles en Corea

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s