Mondino: precisiones sobre el campo, buena cosecha empuja en sentido correcto

OPINIÓN

3630728290_5c7700db0a_z
Foto: jmiguel rodriguez

Escribe Diana Mondino, economista, académica, exclusivo para Lacity.com.ar

 

 

 

Una buena cosecha es muy importante para nuestro país.

Las exportaciones son indispensables para el crecimiento de un país como Argentina. Aquí, fundamentalmente provienen del sector agropecuario y próximamente de la energía. Si no hubiera ingresos de divisas por las exportaciones, sería muy difícil importar con lo cual habría serios problemas para abastecerse de los insumos que aquí no se fabrican.

Adicionalmente el sector agropecuario cubre prácticamente todo el país, ya que se exporta tabaco y lana, trigo, soja y maíz, frutas de todo tipo, yerba mate, pesca y carne.

Todo el país tiene algún producto agropecuario que puede exportarse. Sin esas ventas al exterior se resiente enormemente la actividad de miles de pueblos y no solo de los productores agropecuarios sino también sufre el increíble movimiento que se genera con camiones, fertilizantes, mano de obra, y ─¡nunca hay que olvidarse!─ toda esa actividad implica que la gente compre zapatillas, remedios y todo lo que hace a la vida normal.

Afortunadamente en Argentina no se ha perdido el afán por investigar ya sea en biotecnología, en nuevas herramientas o en tecnologías, lo que también moviliza la economía.

Es sorprendente el desconocimiento de la importancia del sector agropecuario en Argentina, y frases como «con una cosecha nos salvamos» tergiversa enormemente las razones por las que es importante.

Al fin y al cabo cuando caen las ventas de otros sectores, por ejemplo automotor, hay gran preocupación, a pesar que son bienes no perecederos, es decir, que ¡se pueden vender en otro momento! Sin embargo, la cosecha es algo que solo puede hacerse en determinado momento, y si no se logra, hay un fuerte perjuicio.

En los últimos años el sector agropecuario estuvo extremadamente castigado: tuvimos el conflicto de 2008 por la 125, años con precios altos pero por las elevadas retenciones no era rentable producir trigo o maíz, hasta que casi desaparecieron, cuando Cambiemos redujo las retenciones en 2016 hubo una gran inundación, y luego la sequía de 2018. Actualmente los precios son 30% menores que hace un año.

Otra muestra de ignorancia es creer que un productor puede retener la cosecha. Si lo hiciera está en todo su derecho, pero es poco probable ya que la suma de costos le dejan un margen muy reducido con lo cual está forzado a vender prácticamente toda su cosecha. También es importante saber que los que reciben las divisas son los exportadores y no los productores, que cobran siempre en pesos.

De la misma manera que nos alegramos si aumentan las ventas en supermercados o en la ferretería de la esquina, debiéramos alegrarnos si mejora la cosecha y además, pensar que es lo que trae dólares para un país endeudado.

La frase «con una buena Cosecha se salva el año» debiera contestarse con una frase fantástica: SIN el campo no se puede, CONTRA el campo es una locura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s