Fin de protección de Ecuador a Julian Assange, creador de WikiLeaks

INTERNACIONAL

JULIAN
Julian Assange / Captura Youtube

En octubre de 2018 el gobierno del presidente de Ecuador, Lenín Moreno, emitió un protocolo especial dirigido a Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, que permanecía con asilo en la embajada del país en Londres desde 2012, cuando el por entonces presidente Rafael Correa le concedió el beneficio.

Hoy es ese documento de nueve páginas (que incluso pedía al asilado que cuidase de la higiene de su mascota, un gato) el culpable de que el australiano esté detenido. Moreno justificó la decisión de retirarle el asilo diplomático por su «conducta irrespetuosa y agresiva». «La paciencia de Ecuador ha llegado a su límite. [Assange] Instaló equipos electrónicos de distorsión no permitidos. Bloqueó las cámaras de seguridad de la Misión de Ecuador en Londres. Ha agredido y maltratado a guardias de la sede diplomática. Ha accedido sin permiso a archivos de seguridad de nuestra Embajada», indicó el mandatario ecuatoriano en un mensaje de video publicado en Twitter.

El sucesor de Correa insistió en que su determinación se debe a las «declaraciones descorteses y amenazantes» de su organización en contra de Ecuador y, sobre todo, a la
«transgresión de los convenios internacionales» en materia de asilo diplomático.

«Cuando asumí la Presidencia de Ecuador, heredé esta situación y dictamos un protocolo de convivencia, que es lo mínimo que alguien exige a un huésped que vive en su casa. Ecuador cumplió con sus obligaciones en el marco del derecho internacional. El señor Assange violó reiteradamente disposiciones expresas de las convenciones sobre asilo diplomático de La Habana y de Caracas a pesar de que se le solicitó en varias ocasiones que respete y cumpla dichas normas», dijo y agregó que el detenido «violó particularmente la norma de no intervenir en asuntos internos de otros estados» y puso como ejemplo de esta actitud la filtración por parte de Wikileaks en enero de 2019 de documentos del Vaticano.

Asimismo, el presidente advirtió que el Reino Unido se comprometió «por escrito» a que Assange no será extraditado a un país donde pueda afrontar la pena de muerte y reveló que hace dos días WikiLeaks amenazó al país. «Mi gobierno no tiene nada que temer. No actúa bajo amenaza. Ecuador se guía por los principios del derecho internacional, cumple las normas internacionales y cuida los intereses de los ecuatorianos», aseveró.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s