ONU votó en contra del Reino Unido por islas de Chagos, caso similar con Argentina

INTERNACIONAL

ISS006-E-43826

Lectura: 3 minutos

Tal vez el nombre de estas islas no sea familiar para muchos.

Pero se encuentran en el centro de una acérrima disputa de descolonización con Reino Unido, en la que el gobierno británico acaba de sufrir un contundente golpe diplomático.

Las Islas Chagos son un archipiélago de más de 50 islas en el océano Índico, que la república de Mauricio reclama como parte de su territorio.

La Asamblea General de la ONU aprobó de forma abrumadora este miércoles una resolución que exige que Reino Unida devuelva el control del archipiélago a Mauricio en un plazo de 6 meses.

Un total de 116 estados votaron a favor de la resolución, seis votaron en contra y 56 se abstuvieron, entre ellos Francia y Alemania.

La resolución de la ONU llega tres meses después de una opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia que consideró que Londres separó ilegalmente las islas de Mauricio en 1965.

Reino Unido, que opera una instalación de defensa allí junto con EE. UU., y que presionó intensamente a los miembros de la ONU para que se abstuvieran o votaran en contra de la resolución, rechazó el resultado.

El gobierno británico considera de que la soberanía de las islas es «un asunto bilateral a ser resuelto entre Reino Unido y Mauricio».

El origen de la disputa está en 1965, tres años antes de que Reino Unido concediera la independencia a Mauricio.

Fue entonces que el gobierno británico decidió separar de su colonia en el océano Índico a las Islas Chagos y darles un destino diferente.

Los más de 1.500 habitantes locales fueron deportados del archipiélago para que la mayor de las islas, Diego García, pudiera ser arrendada hasta 2036 a Estados Unidos para una base militar.

Diego García fue uno de los sitios usados por Washington en el controvertido programa de la CIA de vuelos secretos y transporte clandestino de prisioneros conocido en inglés como «rendition».

El escándalo de estos vuelos estalló en 2006, cuando se supo que EE. UU. mantuvo prisiones secretas en el extranjero y trasladó ilegalmente a sospechosos de «terrorismo» a centros en terceros países conocidos por usar métodos de tortura.

El uso de Diego García en el programa de vuelos secretos de la CIA puede haber contribuido a restar simpatía a la posición británica, según analistas.

La base de Diego García ha sido usada por EE. UU. en operaciones militares en Irak y Afganistán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s