Reestructurar deuda argentina sería considerado otro default por el mercado

640px-Buenos_Aires_-_Manifestación_contra_el_Corralito_-_20020206-17
Crisis y default (2001) / Foto: Barcex

Lectura: 3 minutos

En plena campaña electoral, a pesar de que falten aún meses para los comicios presidenciales, el tema de la deuda vuelve a generar preocupación en el mercado financiero. La oratoria de algunos precandidatos (principalmente de la oposición) no es música para los oídos de los inversores.

La Argentina, que fue considerado un «defaulteador serial» por el mundo, podría volver a jugar con fuego. Si bien no se conocen los planes específicos, el kirchnerismo ─con Cristina Fernández a la cabeza pero recientemente con varias definiciones que dejó Alberto Fernández─ es el espacio político que más fogonea la idea de una reestructuración de la deuda.

¿Será amigable o unilateral? No se sabe. Pero las calificadoras de riesgo, es decir, los jugadores del mercado que le ponen nota a los bonos que emiten los países, están en alerta máxima por la posibilidad de que Argentina vuelva a incumplir con la deuda.

«Es difícil opinar sobre lo que se dice en campaña. Veremos qué hace el que gane. Pero sí, cualquier reestructuración de la deuda con los bonistas privados es un default. Bajo nuestra definición y la de ISDA (N.d.R: la agrupación que regula los seguros contra default en el mundo). En ese sentido, no sé si es lo que proponen o lo que tienen en mente. Claramente, reestructurar es hacer un default, pero veremos qué es lo que hacen», afirmó en diálogo con iProfesional, Gabriel Torres, VP y senior credit officer de Moody’s.

El precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, habló varias veces de plantear algún compás de espera para los acreedores privados. Sabe que para extender los plazos de los vencimientos con el Fondo Monetario Internacional necesitaría comprometerse a una serie de reformas estructurales que no quiere afrontar.

Tampoco se lo puede defaultear al Fondo. De ahí que la «variable de ajuste» sean los tenedores de bonos privados. Recientemente, Fernández confeccionó un documento junto a Sergio Massa en el que se comprometen a trabajar en varios temas como fruto de la alianza que sellaron. En uno de ellos, hablan de un tratamiento para la deuda. «La situación de violenta inestabilidad financiera, generada por el sobreendeudamiento, deberá abordarse a través de acuerdos amplios con los acreedores, en los que se contemple la necesidad de garantizar un proceso de crecimiento inclusivo como único recurso para poder afrontar los compromisos externos e internos», explica la plataforma aprobada por Massa y Fernández.

El ahora precandidato junto a Cristina planteó que bajo su eventual mandato, no habría una «quita» de la deuda pero sí, tal vez, un «mecanismo de espera». Se trataría de un cronograma por el cual se postergan los pagos de los vencimientos. Una negociación con los acreedores para lograr un período de gracia, durante el cual no se efectúan desembolsos. (con Iprofesional)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s