Tensión aumenta en Hong Kong, movimiento popular enfrenta a gobierno prochino local

INTERNACIONAL

48108486081_64f692c6f5_z
Foto: Studio Incendo

Lectura: 3 minutos

Las protestas de Hong Kong contra la suspendida ley de extradición a China resurgieron el viernes (21J) con el corte de calles y un cerco masivo a la comisaría central de Policía que duró desde las once de la mañana hasta las tres de la madrugada (hora local).

Dirigidos por el popular líder estudiantil Joshua Wong, que salió el lunes de la cárcel tras una leve condena por desacato, miles de jóvenes rodearon varios edificios gubernamentales y el cuartel general de la Policía, en el distrito de Wan Chai.

Cantando proclamas contra la jefa ejecutiva del Gobierno, Carrie Lam, e insultando a los policías, bloquearon todos sus accesos con barricadas montadas a base de vallas y paraguas, símbolo de las protestas y escudo contra el spray de pimienta que disparan los antidisturbios. Pertrechados con máscaras, gafas de plástico y cascos amarillos, atraparon en el interior de la comisaría a los policías, que no hicieron absolutamente nada mientras los responsables del Gobierno tampoco daban la cara.

Aunque la tensión estuvo a punto de estallar en muchos momentos, cuando parecía que los manifestantes iban a asaltar la comisaría o la Policía a salir lanzando gases lacrimógenos, el cerco se levantó de madrugada, después de 16 horas. Los jóvenes regresaron a sus casas, pero prometen volver para exigir la anulación total de la ley de extradición a China y el sobreseimiento de cargos contra los acusados por disturbios.

Los estudiantes habían llamado a la movilización al no cumplir el Gobierno las demandas que exigían: anulación del polémico proyecto de ley, retirada de la definición de «disturbios» por las protestas del día 12 y de la acusación de «alborotadores» para los detenidos e investigación de la actuación policial, que consideran excesiva. Al igual que la semana pasada, el objetivo era rodear las sedes del Gobierno y del Parlamento, en la zona de Admiralty. Para evitar incidentes, el Gobierno había cerrado sus oficinas y dado vacaciones a los funcionarios.

El cerco al Gobierno empezó con unos cuantos grupos desperdigados que desplegaron a sus puertas paraguas, el símbolo del movimiento prodemocrático desde 2014. Pero, de repente, y después de que un joven increpara a gritos a la Policía por haber entrado en el edificio, la agitación estalló. Con máscaras y camisetas negras, uniforme de los manifestantes, varios grupos empezaron a arrastrar vallas para cortar la calle de acceso a la sede gubernamental y luego la contigua avenida de cinco carriles en cada sentido, escenario habitual de las protestas.

Sin ninguna presencia policial, los conductores quedaron atrapados por las barricadas, pero los manifestantes habilitaron un carril en cada sentido para despejar el embotellamiento. Y entonces apareció el popular líder estudiantil Joshua Wong. Micrófono en mano, arengó a la multitud a encaminarse hacia la cercana comisaría de Policía en Wan Chai, que los jóvenes rodearon con vallas y barricadas.

Artículo relacionado: Carrie Lam jefa del gobierno de Hong Kong en cuerda floja tras manifestaciones
Artículo relacionado: Gobierno de Hong Kong deja en libertad a joven activista Joshua Wong

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s