Presidente Erdogan rechaza autonomía del Banco Central de Turquía

INTERNACIONAL

31505154468_74357c42ce_z
Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan / Foto: U.S. Department of State

Lectura: 2 minutos

Por medio de un decreto presidencial publicado este sábado (06 Julio) en el Boletín Oficial del Estado, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, destituyó al gobernador del Banco Central, Murat Cetinkaya, y nombró en su reemplazo al vicegobernador, Muray Uysal. Si bien no se especificaron los motivos, Cetinkaya había rechazado las presiones de Erdogan para bajar los tipos de interés.

De hecho, recientes rumores en círculos económicos y políticos turcos señalaban que las diferencias entre el destituido jefe del Banco Central y el Ejecutivo eran insoslayables.

Erdogan urgió en varias ocasiones a una baja de las tasas de interés, que considera demasiado altas, para estimular la economía. Incluso llegó a calificar de «traidores» a los dirigentes del Banco por subirlas.

Erdogan afirma que «unas tasas de interés alta causan una alta inflación», algo totalmente opuesto al consenso financiero y la ortodoxia económica. Numerosos analistas han denunciado que la inacción del Gobierno y los intentos de Erdogan de inmiscuirse en la labor del Banco Central asustan a los inversionistas y frenan la llegada de divisas, imprescindibles para Turquía.

La destitución de Cetinkaya, cuyo período expiraba en 2020, ha provocado críticas de exmiembros del Banco Central, que consideran que no es una buena idea destituir al gobernador antes de que termine su mandato. «Quitar al gobernador del Banco Central de esta manera será un gran golpe para su estructura institucional, su capacidad e independencia», dijo en su cuenta de Twitter Ibrahim Turhan, exvicegobernador de la institución.

Por su parte, el nuevo jefe de la institución señaló que continuará «aplicando instrumentos de política monetaria independientes, centrados en la estabilidad de precios», prometiendo además seguir con los objetivos monetarios marcados por la institución a principios de año. En julio de 2018 Erdogan aprobó un decreto para poder designar o destituir a miembros del Banco Central, una de las prerrogativas que le concede el nuevo sistema presidencialista turco.

Anuncios