Corea del norte, país cerrado y peligroso para los occidentales

INTERNACIONAL

north-korea-3340884_1280
El gran monumento de la colina Mansu en Pionyang: líderes Kim Il-sung (izquierda) y Kim Jong-il (derecha).

Lectura: 2 minutos

La maquinaria de la diplomacia occidental llevaba días trabajando en tratar de conseguir la liberación del estudiante australiano Alek Sigley. Y lo consiguió el jueves.

La detención de Sigley es la primera de la que se tiene noticia desde el arresto de Otto Warmbier , un turista de EE. UU. que decidió vacacionar en Corea del Norte. También fue acusado de espía.

E hizo temer por un caso similar: Warmbier era un turista estadounidense que fue condenado a trabajos forzados en Pyongyang en 2015 y que, año y medio después, fue enviado de vuelta a su país, donde llegó en coma y falleció a los pocos días.

Sigley llevaba más de un año viviendo y trabajando en Corea del Norte. Estuvo detenido durante varios días hasta que finalmente fue liberado tras las gestiones realizadas por el enviado especial del gobierno sueco en Corea del Norte, Kent Härstedt.

El joven, de 29 años, se trasladó hasta Tokio, donde reside su esposa.

En general, los extranjeros que residen en Corea del Norte pueden dividirse en dos grupos: los occidentales y los chinos.

Pekín es el aliado más próximo y cercano de Pyongyang.

Desde que el año pasado mejoraron las relaciones entre ambos países, la cifra de turistas chinos se ha incrementado notablemente.

El profesor surcoreano Dean Ouellette, de la Universidad Kyungnam, calcyla que hasta 120.000 turistas chinos viajaron a Corea del Norte en 2018.

La cifra marca un claro contraste con el número de ciudadanos occidentales que cada año visitan el país: menos de 5.000.

Pero, el número de occidentales que viven en Corea del Norte es aún más reducido.

Andray Abrahamian, un investigador especializado en temas norcoreanos y un visitante frecuente, estima que en ese país viven apenas unos 200 occidentales.

Casi todos ellos residen en la capital, Pyongyang, y están vinculados con unas pocas embajadas y misiones humanitarias extranjeras allí presentes.

También hay otros relacionados con temas de educación superior, como el programa de intercambio de profesores en el que participa la Universidad de Ciencia y Tecnología de Pyongyang.

Artículo relacionado: Corea del Norte: califican de espía estudiante australiano liberado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s