Falleció De La Rúa, brillante político que fracasó como presidente argentino

De_la_Rua_renuncia
Foto: Presidencia de la Nación

Lectura: 3 minutos

Murió el expresidente Fernando de la Rúa, que estaba internado desde el lunes en la Clínica Fleming a raíz de complicaciones renales y cardíacas. Tenía 81 años.

Mauricio Macri lamentó el fallecimiento a través de un mensaje por Twitter: «Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento», escribió.

Había nacido el 15 de septiembre de 1937 en Córdoba, en el seno de una familia de clase media de origen español. Gracias a la posibilidad económica de su abuelo paterno pudo estudiar abogacía y empezó su carrera política en el ámbito judicial, donde llegó a ser presidente del Tribunal Supremo de Córdoba.

Durante su etapa universitaria De la Rúa empezó a militar en la UCR. Como aparentaba ser más joven de lo que en realidad era, le empezaron a decir «Chupete», apodo que le quedó para siempre. El 15 de diciembre de 1970 se casó con Inés Pertiné, quien lo acompañó hasta sus últimos días. Con ella tuvo tres hijos: Agustina, Antonio y Fernando.

Su recorrido político empezó a tomar forma en 1973. Ese año tuvo un doble desafío: fue elegido senador en la primera elección que hubo ese año. Al renunciar Héctor José Cámpora a la presidencia, se volvió a votar y De la Rúa fue candidato a vicepresidente en la fórmula radical encabezada por Ricardo Balbín. En frente estuvo, Juan Domingo Perón, que se impuso.

El 10 de diciembre de 1999 De la Rúa se convirtió en el tercer mandatario elegido tras la dictadura y sucedió a Carlos Menem. Durante su gestión hubo una crisis social sin precedentes que disparó los números de la pobreza, la recesión y la desocupación.

Atado al plan de convertibilidad, en el que un peso valía un dólar, el gobierno de la Alianza naufragó entre un fuerte ajuste fiscal y una reducción sustancial del presupuesto público. Nada funcionó para frenar la crisis, que contó con el traspié político de la renuncia de «Chacho» Álvarez. Ni siquiera que haya nombrado como ministro de Economía al creador del uno a uno. Convocar a Domingo Cavallo fue la última decisión política que tomó De la Rúa durante su presidencia. El resultado fue una confiscación de los ahorros en los bancos que desembocó en masivos cacerolazos que exigían su renuncia.

El 20 de diciembre de 2001 fue el último día de De la Rúa como presidente. Salió de la Casa Rosada en el helicóptero presidencial, en el medio de saqueos a supermercados y un estallido social gigantesco. La represión se cobró la vida de 38 personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s