Afganistán: talibanes y EE. UU. en negociación por retirada, no cesan ataques terroristas

INTERNACIONAL

3289758109_1cb9a8d05e_z
Foto: The U.S. Army

Lectura: 4 minutos

El grupo militante Estado Islámico reivindicó el domingo la autoría de una explosión suicida en un banquete de bodas en Afganistán en el que murieron 63 personas, lo que destaca los peligros que enfrenta el país, incluso si los talibanes llegan a un acuerdo con Estados Unidos.

El ataque del sábado por la noche ocurrió mientras talibanes y Washington tratan de negociar un acuerdo para la retirada de las fuerzas estadounidenses, a cambio de un compromiso talibán sobre seguridad y conversaciones de paz con el gobierno de Afganistán.

Los combatientes del Estado Islámico, que aparecieron por primera vez en Afganistán en 2014 y desde entonces han hecho avances en el este y el norte, no participan de las conversaciones. Están luchando contra el gobierno, las fuerzas internacionales lideradas por Estados Unidos y los talibanes.

El grupo, en una declaración en el sitio web de mensajería Telegram, reivindicó el atentado en una sala de bodas de Kabul occidental, un barrio de la minoría chiíta, diciendo que su bombardero había sido capaz de infiltrarse en la recepción y detonar sus explosivos entre la multitud de «infieles».

Estados Unidos y los talibanes resolvieron sus diferencias acerca de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán y de las garantías de los insurgentes sobre la ruptura de su relación con otros grupos extremistas, dijo un responsable oficial que participa en las conversaciones desde el martes.

El avance se produjo durante las reuniones de los dos últimos días en Qatar, donde los talibanes mantienen una oficina política.

Estados Unidos no confirmó de inmediato la información ni proporcionó detalles sobre los progresos en el diálogo, pero el enviado de Estados Unidos reportó «excelentes avances» en los contactos. El responsable talibán habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a discutir los detalles de las negociaciones.

Equipos técnicos de las delegaciones estadounidense y talibán seguirán las conversaciones el martes próximo en Doha.

Los talibanes habían anunciado el inicio de su ofensiva de primavera pese a las conversaciones de paz con Estados Unidos y antes de una importante reunión de afganos que busca discutir soluciones a la prolongada guerra y una eventual retirada de las tropas estadounidenses del país.

Los insurgentes publicaron una larga misiva en cinco idiomas, incluyendo inglés, reiterando que su lucha seguirá mientras haya fuerzas extranjeras en Afganistán.

El anuncio es algo que el grupo insurgente hace cada año, aunque sus ataques no cesan realmente durante los duros meses de invierno. La milicia radical lleva a cabo ataques casi diarios contra las fuerzas de seguridad nacionales y las tropas de la OTAN, causando un elevado número de víctimas, también entre civiles.

Un último ataque contra fuerzas militares, donde una bomba caminera del grupo mató a tres marines estadounidenses cerca de la principal base aérea de Washington en el país fue previo a las conversaciones bilaterales.

Los talibanes controlan ahora alrededor de la mitad del país tras 17 años de guerra sin cuartel, la más larga librada por Estados Unidos.

En el anuncio público se pide a los muyahidines que «lancen operaciones yihadistas con sinceridad e intenciones puras», respetando de forma estricta la estructura de mando talibán. Además pide a los combatientes que eviten causar víctimas en la población, desmentida por el atentado cometido en la boda de Kabul.

El número de muertes civiles en el país batió récords el año pasado, según un reporte anual de Naciones Unidas presentado antes de este año, que culpó del incremento a los talibanes y a otros insurgentes, como el grupo extremista Estado Islámico. El informe también destacó un aumento en el número de civiles fallecidos en ataques aéreos estadounidenses, que suelen respaldar a las ofensivas de las tropas locales sobre el terreno.

En Kabul, el Consejo Superior para la Paz, un organismo gubernamental creado hace años para conversaciones de paz con fuerzas antigubernamentales, condenó el anuncio de los talibanes alegando que cuestiona la sinceridad del grupo a la hora de buscar una solución pacífica al conflicto.

Artículo relacionado: Más de docena de terroristas talibanes fueron abatidos en Afganistán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s