Bolsonaro con severas críticas a expresidenta de Chile Michelle Bachelet

BRASIL

05/09/2019 Inauguração do Observatório da Agropecuária Brasi
Jair Bolsonaro / Foto: Palácio do Planalto

Lectura: 3 minutos

«Señora Michelle Bachelet: si no fuera por el personal de (Augusto) Pinochet, que derrotó a la izquierda en 1973, entre ellos a su padre, hoy Chile sería una Cuba» dijo el presidente brasileño.

Palabras del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU este miércoles que levantaron polémica en los dos países involucrados, Brasil y Chile.

Lo hizo después que la expresidenta de Chile advirtiera sobre la «violencia policial» brasileña.

En medio de la presentación de su balance anual en Ginebra, Bachelet indicó que «entre enero y junio de 2019, sólo en Río de Janeiro y Sao Paulo, se nos ha informado de 1.291 personas asesinadas por la policía, un aumento del 12 al 17% comparado con el mismo periodo del año pasado».

Ante esto, Bolsonaro no tardó en responder. Y, en medio de una conferencia de prensa en el Palacio de la Alvorada, residencia oficial de la presidencia, dijo:

«Nos acusa de que no estamos castigando a los policías que matan gente en Brasil», pero «está defendiendo los derechos humanos de los vagabundos».

Más tarde, a través de su cuenta de Facebook, Bolsonaro volvió a cuestionar al padre de la exmandataria, quien murió tras el golpe militar en Chile en 1973.

«Dice que Brasil pierde espacio democrático, pero olvida que su país no es Cuba gracias a aquellos que tuvieron el coraje de detener a la izquierda en 1973, entre estos comunistas su padre brigadier en ese momento», indicó.

Por otra parte, Bolsonaro aseguró que Bachelet se está «entrometiendo» en la soberanía brasileña y la comparó con el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

«Perdió la pelea con la agenda ambiental, igual que Macron, y ahora viene con la agenda de los derechos humanos», dijo, en alusión a los desencuentros que sostuvo con el mandatario francés a raíz de los incendios desatados en la Amazonía.

«Parece que la gente que no tiene nada que hacer, como Michelle Bachelet, va para la silla de derechos humanos de la ONU», concluyó el presidente brasileño.

En Ginebra, Bachelet habló de un «marcado aumento de la violencia policial», cuyas víctimas son habitantes de las favelas y afrodescendientes, y de «discursos que legitiman las ejecuciones extrajudiciales y la ausencia de rendición de cuentas».

Mientras tanto, el miércoles en la tarde el gobierno de Brasil volvió a criticar el informe realizado por Bachelet.

A través de un comunicado ─y bajando el tono en comparación con las declaraciones del presidente brasileño─, expresó que existen «inexactitudes» y «errores» en los datos expuestos en el documento realizado por la alta comisionada, acusando, además, una «atención desproporcionada» de Bachelet hacia ese país.

«El gobierno brasileño recibió con indignación las declaraciones de prensa (…). No es la primera vez que la alta comisionada ha hablado de Brasil sin tener en cuenta la verdad objetiva», señaló la cancillería brasileña. «Brasil se enorgullece de la solidez y resistencia de su democracia», agregó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s