Violentos disturbios en París

INTERNACIONAL

47397299752_89787c98c1_z
Foto: Olivier Ortelpa

Lectura: 2 minutos

Comenzó como una manifestación para protestar por la polución ambiental. Ante la negativa de las autoridades para autorizar la presencia de los chalecos amarillos en las calles, los manifestantes se concentraron en varios puntos de la capital francesa para confundir a la policía.

Según fuentes oficiales, individuos de los black blocs, grupos extremistas violentos encapuchados conocidos por provocar altercados durante las manifestaciones, lograron infiltrarse en las manifestaciones autorizadas y se enfrentaron con las fuerzas del orden.

Mas de 7.500 policías se encargaron de dispersar a los manifestantes y, a pesar de los enfrentamientos, no hubo heridos ni daños de gravedad donde participaron también los «chalecos amarillos».

Unas 164 personas habían sido arrestadas y 395 multadas, en las zonas en las que estaba prohibido manifestarse, según la prefectura de la policía.

Las ONG Grenpeace y Youth For Climate, que convocaron la manifestación por el clima, instaron a los manifestantes a abandonar la marcha. «No asuman ningún riesgo y abandonen la marcha por el clima. No se están dando las condiciones de una manifestación no violenta», tuiteó Greenpeace.

«La prefectura hizo todo lo posible para impedir el derecho a manifestarse», denunció Greenpeace.

Las decisiones habían sido adoptadas «de acuerdo con los organizadores» dijo la policía.

La manifestación por el clima, frenada por los propios organizadores, recorrió el Barrio Latino de la capital francesa y terminó cerca del ministerio de Economía, donde desplegaron pancartas en inglés en las que se podía leer «Macron, el contaminador de la Tierra».

En el bulevar Saint-Michel, del Barrio Latino, militantes de extrema izquierda ─algunos con la cara tapada─ lanzaron objetos contra las fuerzas de seguridad y vandalizaron una sucursal bancaria.

Los gendarmes respondieron a los «black blocs» con gases lacrimógenos, por lo que parte de los manifestantes tuvo que dar marcha atrás.

Se destrozó mobiliario urbano y se incendiaron papeleras y contenedores, lo que obligó a los bomberos a intervenir. Los participantes en la marcha por el clima fueron convocados por varias oenegés, un día después de una «huelga mundial por el clima» histórica, aunque en Francia el seguimiento de la misma no resultara muy importante, en torno a 10.000 personas en París.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s