Mujeres al Poder

INTERNACIONAL

48765518898_c45fe9eb87_z
Kristalina Georgieva y Christine Lagarde / Foto: International Monetary Fund

Lectura: 3 minutos

Una economista búlgara, Kristalina Georgieva, aunque supera el límite de edad establecido, finalmente se hizo cargo de la Dirección General del Fondo Monetario Internacional, asiento que ocupaba la francesa Christine Lagarde.

Después de una controvertida salida de la institución crediticia mundial, Lagarde ocupará la presidencia del Banco Central Europeo y apuesta, según todos los analistas políticos, a presentarse en las próximas elecciones presidenciales de su país, Francia, para reemplazar a Emmanuel Macron.

Lagarde fue objeto de severas críticas desde principios de año por la relación institucional que mantuvo con el presidente argentino Mauricio Macri, después de un desembolso de 55 mil millones de dólares para auxiliar a la atrofiada economía argentina.

A pesar del desembolso de casi el 90 por ciento del préstamo Argentina no logra reencauzar el curso de un sistema normalizado, con una desconfianza generalizada de la población sobre la moneda local y los líderes que gobiernan, en un caso parecido a los de Grecia y Portugal oportunamente que sin embargo lograron salir a flote.

Lagarde en verdad al autorizar el préstamo solo cumplió con una directiva del principal accionista del Fondo, Estados Unidos, debido a la decisión del presidente Donald Trump de acudir en auxilio de Macri con quien coincide en el rumbo político y económico que deben guiar la senda de los países democráticos.

Estados Unidos es el principal accionista del Fondo con un aporte de más del veinte por ciento de los fondos, que en algunos años a trepado casi al doble.

Georgieva, que fue vicepresidenta de la Comisión Europea entre 2014 y 2016 y ocupaba el puesto de consejera delegada del Banco Mundial desde 2017, quedó como la única aspirante al cargo aunque debió vencer el escollo de la edad teniendo en cuenta que supera ─levemente─ los 65 años, límite establecido por las normas del FMI.

Economista de formación, optimista y feminista comprometida. Así se describe ella misma. Es la segunda mujer en acceder a este puesto tras su predecesora inmediata, la francesa Christine Lagarde.

«Si las mujeres tuvieran las mismas oportunidades que los hombres para alcanzar su máximo potencial, el mundo no solo sería más justo, sino también más próspero», afirmó este año Georgieva.

En el BM ha promovido el papel de las mujeres emprendedoras en África dentro de la estrategia para luchar contra la pobreza y contribuir a la paz y prosperidad de ese continente. En septiembre de 2016 el Gobierno búlgaro lanzó su candidatura a la secretaría general de la ONU para sustituir a Ban Ki-moon, aunque acabó siendo octava en las de las votaciones.

En diciembre de 2016 anunció su salida de la Comisión Europea para trasladarse al BM para ocupar el cargo de directora ejecutiva. Georgieva inició su vida laboral como profesora en la facultad de economía de la Universidad de Sofía, donde se graduó e hizo su doctorado.

Entre 1987 y 1989 siguió un curso de especialización en la London School of Economics gracias a una beca concedida por el Gobierno británico.

Artículo relacionado: UE: optimismo en países del este, una búlgara al frente del FMI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s