Elecciones Austria: ganan conservadores a pesar de ruptura de coalición

INTERNACIONAL

48730766518_43a0fb6756_c
Sebastian Kurz / Foto: ooevp-at

Lectura: 3 minutos

El Partido Popular (ÖVP) del líder conservador austríaco Sebastian Kurz se quedó con el triunfo en las elecciones de este domingo (29 Septiembre), según las primeras proyecciones divulgadas por la televisión pública.

Los populares se habrían quedado con el 37,1 por ciento de las preferencias, mientras que el Partido de la Libertad (FPÖ) ─derecha liberal─ sufrió una debacle, perdiendo diez puntos en comparación con las parlamentarias de 2017 y quedando con un 16 por ciento de los votos.

El escándalo de corrupción golpeó fuerte al FPÖ, aliado de los conservadores en el gobierno. Kurz, en cambio, salió fortalecido del episodio, y su partido ganó casi seis puntos.

La sorpresa electoral llegó de la mano del partido ecologista Los Verdes, que de un escuálido 4 por ciento en 2017 pasaron al 14 por ciento y se convierten, de esta manera, en una alternativa válida para formar Gobierno con el ÖVP.

Werner Kogler, líder de Los Verdes, dijo que su partido sólo considerará una posible alianza si Kurz daba un giro radical a la dirección de su mandato. «Tiene que haber un cambio en las políticas» del gobierno que el joven dirigente conservador, de 33 años, lideró hasta mayo, dijo Kogler a la televisión austríaca. «Necesitamos una señal de que habrá un cambio», agregó el dirigente ecologista.

Kurz, pese al triunfo obtenido, necesitará aliados, no solo para formar gobierno sino también para alcanzar un equilibrio político en el país alarmado por el escándalo anterior provocado por el jefe del partido FPÖ que aceptó recibir apoyo financiero de Rusia para su campaña. Lo descubrieron a través de un video filmado durante los días que estuvo de vacaciones en Ibiza, cuando hablaba con un gestor ruso, que recorrió todas les estaciones de televisión de Europa.

El primer gobierno, en este país con régimen parlamentario, fue conformado en 2017 con la derecha del FPÖ, pero no resistió las revelaciones comprometedoras sobre el jefe del socio minoritario, el llamado «Ibizagate», y el Ejecutivo colapsó en mayo, después de solo 18 meses de legislatura.

Se convocaron elecciones anticipadas y la clase política lamentó que el vergonzoso episodio dañara la imagen internacional de Austria.

El FPÖ, en todo caso, ya adelantó que su objetivo no es repetir la coalición. Su líder, Harald Vilimsky, lo dijo este mismo domingo, cuando declaró que «no recibimos un mandato claro de la ciudadanía para continuar la coalición».

Kurz, en cambio, celebró: «Hoy la gente nos eligió para volver al poder», sostuvo el dirigente.

Los socialdemócratas no se vieron beneficiados por el escándalo de la ultraderecha y consiguieron un 21,8 por ciento de las preferencias, sus peores resultados en años. La quinta fuerza electoral será el partido liberal NEOS, que cosechó cerca del 7 por ciento de los votos.

Artículo relacionado: Austria: destituido canciller Sebastian Kurz favorito para elecciones de septiembre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s