El desfile del millón

OPINIÓN

EHR5KhzWoAA7ZZ9
Foto: @mauriciomacri Titter

Escribe Roberto Jordan, abogado constitucionalista, colaborador de lacity.com.ar.

 

 

 

Lectura: 2 minutos

Sí, porque no fue una marcha, sino un verdadero desfile en el obelisco.

Estábamos todos los de clase media y media alta. Ni un solo pobre gracias a Dios. Hasta llegué a pensar que algún día, no lejano, podríamos independizarnos de ellos.

Yo iba con el gabán que compré en Roma en la Vía Corso, y vi a algunas chicas con sus camperas North Face, porque soplaba una brisa molesta. Alguna gente mayor llevaba su Loden en los hombros y los jóvenes, aprovechando la primavera lucían sus mocasines de Guido.

Maravilloso, cuando iba en tránsito, en el vagón repleto del subte (de la Línea «D», que es la que viene de Belgrano Y Palermo, claro está) la gente desbordaba de entusiasmo y cantaba el «sí se puede».

Me parece que todos los usuarios de Tinder o de las páginas que promueven citas por fotos se deben haber reconocido, entre la multitud.

En un momento dado me crucé con tres desgraciados con aspecto de pobres que se distinguían y me acerqué a felicitarlos, porque eran los únicos que había visto, pero me dijeron que estaba equivocado, porque eran solo policías de civil.

Menos mal, me habían dado un susto. Había una multitud de gente como uno, que por suerte descubrió a tiempo Durán Barba.

Espero que demos vuelta la elección, sino juro que me encierro en la estancia y no salgo más hasta que se vayan y si se ponen muy pesados, me voy a mi chacra de Punta del Este y listo.

Mis amigas llevaban los lentes de Armani importados para protegerse del Sol y las manos cargadas de esos anillos y pulseras tan lindos dejando a las melenas recién peinadas en la peluquería meciéndose al viento.

Pero el sol me preocupaba, hubiera preferido que no salga, porque a pesar de todo, con su presencia, no dejaría de ser un día peronista.

No obstante estoy aquí, porque no tenía opción, era esta gente o los chorros que ya se robaron medio país en los 12 años anteriores.

Tengo que quedarme con los frívolos antes de que me lleven puesto los que salen de las cárceles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s