Furia callejera en Santiago de Chile llegó hasta embajada argentina, terminó vandalizada

INTERNACIONAL

48981368107_ab25844c8a_c
Foto: Felipe y Jairo Castilla

Lectura: 2 minutos

A tres semanas de un estallido sin precedentes en Chile, el centro de la marcha volvió a situarse en la Plaza Italia, rebautizada por los manifestantes como «Plaza de la Dignidad». La protesta comenzó el viernes por la tarde de modo pacífico como las anteriores, hasta que un grupo de violentos encapuchados inició los desmanes, también como en ocasiones previas. Escena calcada.

Debido a la gravedad de los incendios, los Bomberos decretaron la tercera alarma y varios voluntarios acudieron al sitio para controlar las llamas.

El centro de los violentos disturbios se ubicó en la Universidad Pedro de Valdivia, ubicada a unos metros de la Plaza Italia, que fue incendiada por los manifestantes, que además, saquearon una iglesia ubicada en las inmediaciones. El edificio donde se encuentra la embajada argentina está ubicado frente a Plaza Italia y no pudo escapar al ataque de los furiosos manifestantes.

Los incidentes se registraron en el marco de una nueva marcha multitudinaria de protesta contra las políticas gubernamentales y reclaman la renuncia de Piñera, que ya dejaron un saldo de al menos 20 muertos y miles de detenidos.

El presidente de la Cruz Roja de Chile Patricio Acosta dijo a la prensa sobre los heridos, «Nosotros los curamos y se van para la casa, y eso queda en la estadística nuestra, no queda en la estadística de los centros asistenciales. Por eso, ha habido mucho herido que no está contabilizado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos».

La protestas comenzaron el 17 de octubre, luego que el presidente de Chile, Sebastián Piñera, decidiera aumentar la tarifa del transporte público y se convirtiera en el detonante para masivas manifestaciones. El Gobierno intentó frenarlas decretando el Estado de emergencia y un toque de queda en algunas regiones del país y, luego, militarizando las calles para contener a los vándalos, sin resultados hasta el momento.

«Hay muchos atendidos que no van a la posta ni a los hospitales por temor a quedar detenidos», explicó Acosta, al tiempo que detalló que el flujo de heridos es variable, considerando la afluencia de cada manifestación.

Artículo relacionado: Presidente Piñera rechaza concepto de «sociedad desigual» en Chile

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s