Turquía acelera proceso de extradición de terroristas islámicos con nacionalidad europea

INTERNACIONAL

NATO Summit Brussels 2018 - Arrivals of the Heads of State and Government
Presidente turco, Recep Tayyip Erdogan / Foto: NATO

Lectura: 3 minutos

Desde el inicio del programa turco de deportaciones, el 11 de noviembre pasado, el Gobierno de Ankara ha informado sobre la repatriación de setenta y uno supuestos combatientes del grupo terrorista Estado Islámico (EI), de acuerdo a la información proporcionada por la agencia oficial Anadolu.

De todos los presuntos yihadistas detenidos en Turquía y deportados fuera del país, treinta y siete tienen nacionalidad europea, según datos basados en informaciones del Ministerio del Interior turco. Alemania, con dieciocho personas, encabeza la lista, seguida por Francia, con once repatriados, Bélgica y Holanda (con dos cada uno), así como Dinamarca, Australia, Reino Unido, Irlanda y Estados Unidos (uno por país).

En el caso de Francia, el Gobierno turco indicó recientemente que «la expulsión de los combatientes terroristas extranjeros continúa. En ese marco, once franceses fueron expulsados». Por su parte, el gobierno francés señaló que se trata «en su mayoría de mujeres» y que cuando llegaran a Francia iban a ser detenidas.

En algunos casos, los expulsados fueron arrestados al llegar a sus países de origen, pero en el caso del primer alemán repatriado, las autoridades germanas señalaron que no constaban vínculos del individuo con la milicia yihadista.

La semana pasada, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmó que Turquía había «internado a unos 7000 miembros del EI», pero no precisó en qué período de tiempo, mientras que el mes pasado cifró en 1200 los yihadistas que se encuentran en cárceles turcas, sin aclarar cuántos de ellos son extranjeros.

Tras la deportación a Alemania de una familia con ciudadanía alemana de 7 miembros, acusada por Ankara de pertenecer al grupo terrorista EI, este 15 de noviembre Turquía deportó a otras dos mujeres por la misma razón.

Según el diario «Bild», se trata de dos mujeres casadas con combatientes del EI que lograron escapar de un campo en el norte de Irak vigilado por los kurdos, donde se encontraban detenidas por sus vínculos con el grupo yihadista, acusación que ahora investiga la Fiscalía alemana.

De los siete miembros de una familia deportados el jueves a Alemania, el padre, de 55 años, fue arrestado a su llegada a Berlín en el mismo aeropuerto, en cumplimiento de una orden de detención dictada en junio pasado por fraude y suplantación de autoridad, así como por insultos y amenazas. El hombre está acusado de haberse presentado a demandantes de asilo y refugiados como letrado o haber asegurado poder ponerles en contacto con un abogado para hacerse caso de sus procesos de solicitud o ayudarles a conseguir pasaportes alemanes, para lo cual cobró dinero, sin prestar ningún servicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s