Opina Tagliavini: La Educación Peligrosa

OPINIÓN

brain-1093904_640

Escribe Alejandro Tagliavini, analista política internacional, colaborador de Lacity.com.ar.

 

 

 

Lectura: 4 minutos

En los últimos años el gobierno chino ha detenido a más de un millón de miembros de minorías étnicas como los kazajos y, especialmente, uigures que son una minoría de origen túrquico y mayoritariamente musulmana compuesta por más de 10 millones de personas, la más grande del país, que tienen su propia lengua y mantienen una cultura distinta a la china.

Estos detenidos son enviados a centros de «entrenamiento vocacional voluntario» que, en realidad, son «campos de concentración, más aterradores que las prisiones», que promueven «arrepentimiento y confesión», donde las violaciones, el lavado de cerebro y la tortura son recurrentes, y los sedantes usuales.

Esto se desprende de unos documentos clasificados entregados a un grupo de medios de comunicación ─el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), una red con base en Washington─ cuyos contenidos coinciden con lo que testigos que pasaron por allí ya habían relatado y con las imágenes satelitales obtenidas.

Los uigures y miembros de otras minorías encarcelados están regidos por reglas estrictas que regulan, por ejemplo, el tiempo para bañarse y reciben un puntaje que determinará sus posibilidades de ser liberados según que tan bien han aprendido el chino mandarín, entre otras «enseñanzas».

China implementó estrictas medidas de seguridad, y el control religioso, con la excusa de contener un auge del terrorismo. Cientos de uigures y chinos han muerto en ataques terroristas y represalias del gobierno. Las cámaras de seguridad diseminadas por toda China y una serie de datos como rezar y la solicitud de pasaportes extranjeros, son analizados por unas computadoras capaces, como en ningún otro lugar del mundo, de enviar a prisión al sospechoso.

Por su parte, Nicolás Maduro ordenó difundir las «ideas bolivarianas» en escuelas y universidades de Venezuela. «No seremos nada si no mantenemos vivo a Bolívar en la comunidad, en las calles, en las comunas… Se acabaría todo el sueño y vendría nuevamente el tiempo de la desesperanza, de la traición y de la derrota», dijo.

Ahora, es tiempo de sincerarse porque lo cierto es que Maduro solo pretende enseñar la historia oficial como hacen todos los Estados. Por poner un caso, durante el gobierno de Perón en Argentina se introdujo en las escuelas un texto para niños que aseguraba que: «Perón es un buen gobernante, manda y ordena con firmeza. El líder nos ama a todos. ¡Viva el líder!».

Aunque a los «peronistas» esto les parece muy acertado, para el resto no lo es. Sin embargo, prácticamente todos están de acuerdo en que se enseñe de manera obligatoria que San Martín ─el general que lideró la guerra de la Independencia argentina─ es el «Santo de la Espada» como si la verdadera santidad y la espada no fueran incompatibles. O se lo llama el «Padre de la Patria» y parece exagerado, aunque sea solo en lenguaje coloquial ya que, de otro modo, sería idolatría desde que el Padre de la patria es exclusivamente Dios para la teología tradicional.

En cualquier caso, no se entiende por qué esta «educación» tiene que ser obligatoria, por qué todos tienen que creer que San Martín era un «santo» y «padre de la patria». ¿Qué utilidad puede esto tener en el desarrollo de la vida personal y laboral de los niños? Y, aunque fuera importante, a qué viene esta violación del derecho humano de la libertad de enseñar ─o no─ o decir o pensar lo contrario.

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

@alextagliavini     www.alejandrotagliavini.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s