Londres abre puertas a rebeldes de Hong Kong

INTERNACIONAL

49974772432_573464e5ae_c
Foto: Studio Incendo

Lectura: 4 minutos

Gran Bretaña podría abrir sus puertas a casi 3 millones de ciudadanos de Hong Kong si China impone una polémica ley de seguridad nacional aprobada por Beijing la semana pasada, afirmó el primer ministro Boris Johnson.

En una columna publicada el miércoles en el periódico Times de Londres y reproducida en internet por un diario de Hong Kong, Johnson condenó el proyecto y dijo que China estaría violando sus obligaciones contraídas ante Naciones Unidas.

«Mucha gente en Hong Kong teme que su modo de vida, que China se comprometió a mantener, esté amenazado», escribió Johnson.

Agregó que «si China procede a justificar sus temores (…) Gran Bretaña (…) no podría encogerse de hombros» y no hacer nada.

Hong Kong fue devuelto a China en 1997 después de más de 150 años de dominio británico, con la promesa de que Beijing mantendría ciertas libertades en el territorio bajo la norma de «un país, dos sistemas».

Johnson reiteró la promesa británica de permitir un camino a la ciudadanía a los tenedores del pasaporte British National Overseas en Hong Kong, lo que les permitiría reubicarse en el Reino Unido.

Unas 350.000 personas tienen estos pasaportes en Hong Kong y otros 2,5 millones son elegibles para obtenerlo, dijo Johnson.

«Hong Kong tiene éxito porque sus gentes son libres», sentenció el primer ministro.

China reaccionó de inmediato, alegando que Gran Bretaña está interfiriendo en sus asuntos internos.

«Gran Bretaña dice que la legislación es autoritaria, pero esta palabra es la caracterización exacta del antiguo gobierno británico en Hong Kong», dijo el portavoz de la Cancillería china, Zhao Lijian.

La nueva ley prevendría y castigaría los actos de «secesión, subversión o actividades terroristas» que amenazan la seguridad nacional y permitiría a los órganos de seguridad nacional chinos establecer agencias en Hong Kong.

El parlamento de de China aprobó una nueva ley de seguridad nacional para Hong Kong que, según los críticos, amenaza el estatus semiautónomo de la ciudad.

El Congreso Nacional del Pueblo aprobó la controvertida medida el jueves por una votación de 2.878 a uno. Seis miembros se abstuvieron.

La nueva ley prevendría y castigaría los actos de “secesión, subversión o actividades terroristas” que amenazan la seguridad nacional. La ley también permitiría a los órganos de seguridad nacional chinos establecer agencias en Hong Kong.

El Comité Permanente de la legislatura comenzará a redactar detalles de la ley, que se espera que entre en vigencia en septiembre.

La legislación fue ampliamente condenada por los grupos empresariales y las naciones occidentales como la sentencia de muerte para el estatus de Hong Kong bajo el concepto de «un país, dos sistemas» establecido después de que Gran Bretaña entregó el control del centro financiero a China en 1997.

El anuncio de Beijing de la ley de seguridad nacional para Hong Kong la semana pasada provocó una nueva ronda de protestas similares a las manifestaciones masivas y a menudo violentas que envolvieron a la ciudad durante la segunda mitad de 2019. Las protestas fueron provocadas inicialmente por un controvertido proyecto de ley de extradición que finalmente evolucionó en una demanda de mayor democracia para la ciudad.

Hasta 360 personas fueron arrestadas el miércoles por la noche para protestar contra el proyecto de ley de seguridad nacional.

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, dijo el miércoles que informó al Congreso estadounidense que Hong Kong «ya no es autónomo de China» y que «Hong Kong no continúa garantizando el tratamiento bajo las leyes de Estados Unidos», dados los hechos sobre el terreno.

Los comentarios de la secretaría indican que Estados Unidos está considerando suspender el estatus preferencial que ha convertido a la ciudad en un importante socio comercial de Estados Unidos.

Los activistas prodemocráticos de Hong Kong también están enojados por la legislatura en consideración en el Consejo Legislativo de la ciudad, dominado por legisladores pro Beijing, que criminalizaría la falta de respeto al himno nacional de China. La legislatura se vio obligada a suspender la sesión del jueves después de que dos legisladores en favor de la democracia fueran expulsados de la cámara durante un debate furioso sobre la ley del himno.

Artículo relacionado: Leyes más severas para Hong Kong en el parlamento chino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s