Se derrumbaron las acciones de Lufthansa

INTERNACIONAL

airbus-2132610_1280

Lectura: 3 minutos

El gigante alemán de aerolíneas Lufthansa abandonará el índice Dax 30 de Frankfurt, anunció el mercado de valores este jueves (05.06.2020), luego de que el precio de las acciones se derrumbara durante la pandemia de coronavirus.

El grupo inmobiliario Deutsche Wohnen reemplazará a Lufthansa en el Dax a partir del 22 de junio, apuntó en un comunicado Deutsche Börse, la compañía encargada de las operaciones en la Bolsa de Fráncfort.

El precio de las acciones de Lufthansa, miembro de Dax desde que se creó la bolsa en 1988, ya había comenzado a caer mucho antes de la pandemia. Pero se desplomó con la crisis sanitaria, que ocasionó que se detuvieran casi todas las operaciones del grupo aeronáutico.

Además, Lufthansa dijo que se someterá a una «profunda reestructuración», después de registrar una pérdida neta de 2.100 millones de euros en el primer trimestre de este año.

Asimismo, el consejo de supervisión de la aerolínea aprobó el lunes un plan de rescate de 9.000 millones de euros ofrecido por el gobierno alemán, que podrá tener 20% del grupo, con la opción de reclamar otro 5% y una acción para bloquear las adquisiciones hostiles.

Esto convertiría al gobierno alemán en el mayor accionista de Lufthansa.

La mayor aerolínea de Europa en términos de volumen de negocios está sufriendo un destino dramático como resultado de la crisis del coronavirus, que comparte con muchas otras aerolíneas de todo el mundo: su modelo de negocios se ha derrumbado de un día para otro. El 95 por ciento de sus aviones está en tierra, y en lugar de los 350.000 pasajeros diarios que suele transportar, la cifra actual es de solo 3.000.

Había llevado mucho tiempo llevar a cabo el acuerdo, y todavía sigue habiendo obstáculos. Bruselas ya levantó el dedo admonitorio y exige que Lufthansa ceda los derechos de despegue y aterrizaje en sus centros de Fráncfort y Múnich.

Será una lucha tan dura como la anterior. En las negociaciones con el Gobierno alemán, el jefe de Lufthansa, Carsten Spohr, defendió su línea roja: apoyo estatal sí, gestión estatal no. En Berlín se llegó a la conclusión que la entrada del Estado solo debería ser a fin de estabilizar a Lufthansa en estos tiempos turbulentos, de los que la aerolínea no es responsable. Y que el Estado debería retirarse rápidamente cuando haya terminado la crisis.

Sin embargo, hay aún gran incertidumbre: nadie sabe se podrá frenar efectivamente a la pandemia del coronavirus. Y, ciertamente, nadie sabe si el modelo de negocios de volar seguirá siendo tan atractivo entonces. Probablemente habrá, aparte de los estrictos controles de seguridad, también estrictos controles de higiene. En otras palabras: tiempos de espera aún más largos, colas aún más largas. Muchos viajes de negocios ya no tendrán lugar porque la gente se habrá acostumbrado a las cómodas videoconferencias y las empresas tendrán que ahorrar dinero de todos modos.

Artículo relacionado: Primer informe sobre costo global de pandemia divulgado por Banco de Desarrollo de Asia

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s