China frena importación avícola de Estados Unidos

INTERNACIONAL

5831298048_c14e9957ec_c
Foto: Peppysis

Lectura: 3 minutos

Beijing anunció este domingo que detuvo la importación de aves de corral de una planta en Estados Unidos donde empleados han dado positivo para la pandemia del COVID-19.

La planta está localizada en Arizona y es propiedad de la compañía avícola estadounidense Tyson.

No hubo comentario inmediato de la compañía sobre la decisión de China.

Beijing está en una cuarentena parcial debido a que una nueva ola de coronavirus y han aumentado su escrutinio de los productos importados.

En noviembre de 2019, China terminó con una prohibición de cinco años a las importaciones de aves de corral estadounidenses.

Mientras Beijing se moviliza para contener el nuevo brote de la pandemia del coronavirus, las autoridades han arremetido contra los periodistas independientes.

El brote detectado en un mercado de la capital la semana pasada ha generado por lo menos 158 nuevos casos de coronavirus y es el más grande incremento desde que las autoridades anunciaron en marzo que la primera ola había sido controlada, reportó la agencia Associated Press.

Información sobre la pandemia ha sido canalizada fundamentalmente por los medios de noticias oficiales, y la policía ha tomado acciones contra los periodistas independientes y blogueros que intentan diseminar información.

Gao Yu, una periodista independiente que ha publicado vídeos y reportajes sobre el brote, dijo a la Voz de América que las autoridades han apuntando contra su familia, en represalia por sus reportajes.

Las autoridades de seguridad pública de Beijing llamaron el 15 de junio al negocio donde trabaja su hijo y ordenaron que despidieran a su hijo, explicó Gao. Cuando la administración pidió una razón, la policía respondió: «por sus padres».

Gao dijo que su esposo murió hace muchos años y su hijo perdió su empleo «por mí».

«El precio que he pagado por publicar las noticias sobre puestos de control en carreteras y escenas de carros policías, es que mi hijo haya perdido su empleo. Es un claro caso de persecución política», dijo Gao. «Beijing está en una situación caótica y nadie tiene permitido hablar sobre la pandemia. ¿Qué es lo que esconden? ¿Qué leyes hemos violado?».

Otro activista de derechos humanos en el distrito de Dongcheng quien previamente habló con periodistas sobre asuntos de China, rehusó ser entrevistado por la VOA, diciendo que las autoridades les han advertido de no hablar con medios extranjeros. La VOA no ha identificado al individuo para proteger su identidad.

Artículo relacionado: Beijing presiona a prensa independiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s