Discordia entre Egipto y Etiopía amenaza represa de El Nilo

INTERNACIONAL

REPRESA
Gran Presa del Renacimiento en Etiopía / Captura YouTube

Lectura: 3 minutos

El embajador de Etiopía en Moscú, Alemayehu Tegenu Aargau, descartó un conflicto armado con Egipto en torno a la Gran Presa del Renacimiento etíope (GERD), una megaobra hidroeléctrica que se esta construyendo en el Nilo Azul.

«No. Mi respuesta es no», dijo Tegenu Aargau a la pregunta sobre las tensiones en el proceso negociador, que podrían desembocar en un conflicto militar.

G

El diplomático manifestó la confianza en que las conversaciones a tres bandas entre Etiopía, Egipto y Sudán, que se desarrollan ahora bajo los auspicios de la Unión Africana, «van a resolver todos los problemas muy pronto». «La represa es una obra valiosa para la región. Es una fuente de cooperación, no de conflicto», afirmó.

Sobre la postura del Gobierno egipcio, que en junio pasado solicitó los buenos oficios del Consejo de Seguridad de la ONU para llevar las negociaciones tripartitas a una solución justa y equilibrada, el embajador opinó que «no tiene sentido».

«El Consejo de Seguridad no se ocupa de tales asuntos. La represa no amenaza a la seguridad, de modo que Etiopía nunca apoyó esa apelación», aclaró.

Tegenu Aargau también se mostró escéptico sobre la mediación de EE. UU. Desde un principio, EE. UU. actuó en calidad de observador, sin ofrecer sus buenos oficios. Ahora que las negociaciones se celebran bajo la égida de la Unión Africana, no hay ninguna necesidad para mediación estadounidense. Los problemas de África se resuelven en África», señaló.

Preguntado por la próxima ronda de las negociaciones, el embajador dijo que podría celebrarse en El Cairo, Adís Abeba o Jartum.

La primera fase del llenado de la presa ha concluido, según él, y las restantes habrán terminado dentro del plazo de siete años. «Es posible llenarla en menos de cuatro, pero Etiopía aceptaría hacerlo en un plazo de entre 4 y 7 años, en beneficio de los países que se ubican corriente abajo», dijo.

Sobre la primera producción de energía eléctrica en el marco del proyecto, el diplomático expresó la esperanza de que sea «una cuestión de meses, posiblemente en lo que queda del año».

Tegenu Aargau remarcó que Etiopía planea «compartir la electricidad con otras naciones africanas».

El embajador descartó el argumento de que el proyecto GERD implica la amenaza de sequías para la región.

«Si ocurriese, sería una responsabilidad conjunta de Etiopía, Sudán y Egipto, no la nuestra», afirmó.

Tegenu Aargau añadió que «la represa se ha diseñado de una manera que no perjudique a Egipto y Sudán», puntualizó.

La construcción de la denominada Presa del Renacimiento, que se encuentra a unos 15 kilómetros de la frontera sudanesa, empezó en 2011. Una vez terminadas las obras, será la planta hidroeléctrica más importante de África y la séptima más grande del mundo.

A mediados de este julio, Etiopía comenzó el proceso de llenado de la presa.

Evaluada en torno a 4.000 millones de dólares y llamada a veces GERD, por las siglas en inglés de Gran Presa del Renacimiento etíope, la planta producirá 6.000 megavatios, o casi el triple que la presa egipcia de Asuán, permitiendo a Etiopía autoabastecerse de electricidad e incluso exportarla.

Los vecinos etíopes corriente abajo, Egipto y Sudán, están recelosos del impacto económico que el proyecto pueda tener sobre ellos, especialmente porque los acuerdos internacionales de 1929 y 1959 les asignan un 87% de las aguas del Nilo.

Artículo relacionado: Alarma por gigantesca represa hidroeléctrica de Etiopía

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s