Proteccionismo asfixia a OMC

INTERNACIONAL

14128556525_217d4b9899_c
Foto: Michael Coghlan

Lectura: 3 minutos

Es un puesto que viene con un paquete de salario y beneficios de más de 500.000 dólares y un título que le confiere un prestigio global considerable. Sin embargo, quien asuma el cargo ahora vacante de director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC) tendrá un trabajo poco envidiable.

El brasileño Roberto Azevedo, cuyo mandato terminó esta semana tras de siete años, dejó el cargo un año antes de lo planeado originalmente. Dijo que la decisión fue personal, pero pocos lo culparían por querer salir de una organización que ha sido acosada por múltiples problemas y críticas en los últimos años.

El principal reto al que se enfrenta el organismo de comercio mundial es su propia relevancia. Desde 2020, es prácticamente imposible imaginar el estado de ánimo que reinaba en torno al comercio mundial cuando se fundó la OMC, en 1995, como descendiente directo del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT).

En ese entonces, había una clara tendencia hacia la liberalización y la eliminación de las barreras comerciales entre naciones. El apetito por las negociaciones de acuerdos comerciales era considerable.

Pero, en los últimos años, el panorama ha cambiado drásticamente. Ese impulso hacia la liberalización y la negociación ha sido reemplazado por instintos proteccionistas. Hay pruebas de que la mentalidad de globalización que hizo posible la OMC está retrocediendo en todo el mundo.

Bajo la presidencia de Trump, EE. UU. ha adoptado una postura notablemente más unilateral sobre cuestiones de comercio mundial. Ha estado involucrado en una guerra comercial con China. Y Trump ha criticado también duramente a la OMC, calificándola de «horrible». Sin embargo, las quejas estadounidenses son anteriores a la era Trump.

Solo en la OMC, la administración del expresidente Barack Obama presentó 16 casos contra China, incluido uno, en su última semana de mandato, sobre la industria del aluminio del país. La opinión estadounidense de que la OMC ha actuado demasiado a la ligera cuando se trata de la economía fuertemente respaldada por el Estado chino es compartida por la Unión Europea y Japón.

La decisión de la administración Trump de bloquear los nombramientos para el órgano de apelación de la OMC, su tribunal más alto, paralizó la capacidad de funcionamiento de ese organismo. Eso ha congelado todos los casos futuros y significa que la OMC no tiene actualmente poder para hacer cumplir sus tratados. Si bien no muchos países miembros de la OMC celebran las tácticas de Estados Unidos, sí han hecho de la reforma de la OMC una prioridad urgente para quien suceda a Azevedo.

El proceso para sucederlo ya está en marcha. Ocho candidatos compiten por el puesto: Abdel-Hamid Mamdouh (Egipto), Amina Mohamed (Kenia), Mohammad Al-Tuwaijri (Arabia Saudita), Yoo Myung-hee (Corea del Sur), Liam Fox (Reino Unido), Tudor Ulianovshi (Moldavia), Ngozi Okonjo-Iweala (Nigeria) y Jesús Seade Kuri (México).

(Con la opinión de DW).

Artículo relacionado: Reducen aranceles las potencias occidentales

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s