Retrocede Turquía en disputa con Grecia en Mediterráneo

INTERNACIONAL

Barco turco de exploración «Oruc Reis»

Lectura: 4 minutos

El Gobierno griego ha celebrado el domingo (13.09.2020) el regreso del buque explorador turco Oruç Reis a Antalya y afirmó que ahora espera «continuidad» en la desescalada. En declaraciones a la cadena privada Skai, el portavoz del Gobierno, Stelios Petsas, calificó de «paso positivo» el hecho de que Ankara no haya renovado el aviso a navegantes (NAVTEX) que informaba de las actividades de este buque sísmico en una zona disputada.

El aviso expiraba en la noche del sábado, pero en lugar de prolongarlo, como ha hecho en semanas anteriores, el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan ordenó su regreso a Antalya. «Ahora Atenas espera consistencia y continuidad en la desescalada en los próximos días», subrayó. Petsas aseguró que Grecia está dispuesta a «retomar el hilo de contactos exploratorios que Turquía cortó en marzo de 2016, cuyo objetivo es solucionar nuestra única diferencia, la delimitación de las zonas marítimas».

El buque turco de investigación sísmica Oruc Reis y otro perforador operaban desde inicios del verano en el mar entre Chipre y Creta, en áreas que Turquía reclama como zona económica exclusiva (ZEE), pero se solapan con las ZEE declaradas por Grecia y Chipre. La Unión Europea ha instado a Turquía a que detenga sus actividades «ilegales» en el Mediterráneo oriental y a retomar el diálogo con Grecia y ha amenazado con ampliar las sanciones contra ese país en caso de no hacerlo.

Los países mediterráneos de la Unión Europea (Med7) declararon el jueves que apoyaban la idea de sanciones económicas adicionales contra Turquía si dicho país persiste en sus acciones unilaterales en el Mediterráneo oriental, donde sigue la tensión con Grecia.

«Si Turquía no progresa en la vía del diálogo y no pone fin a sus actividades unilaterales, la UE está dispuesta a elaborar una lista de medidas restrictivas suplementarias que podrían ser evocadas durante el Consejo Europeo de los días 24 y 25 de septiembre de 2020», indicó la declaración final de la cumbre del Med7, que reunió reunió a los presidentes o jefes de gobierno de Francia, España, Italia, Malta, Portugal, Grecia y Chipre.

El presidente francés, Emmanuel Macron, que auspició la cumbre en la isla de Córcega, había instado a Europa a mostrar un frente unido ante la conducta «inaceptable» de Turquía. «Nuestro Mediterráno es actualmente el escenario de conflictos que duran, en Siria, en Libia (…) El juego hegemónico de potencias históricas que quieren desestabilizar toda la región, y el papel de Rusia como el Turquía, nos preocupan», dijo al término de la cumbre.

El ministerio turco de Relaciones Exteriores tachó, antes del fin de la cumbre, los comentarios del presidente francés como «arrogantes» y le acusó de «poner en peligro» los intereses de Europa. «El presidente francés Macron ha hecho de nuevo declaraciones arrogantes en un viejo reflejo colonialista», añadió.

Francia ha apoyado firmemente a Grecia y Chipre en un enfrentamiento creciente con Turquía por los recursos energéticos y la influencia naval en el Mediterráneo oriental que ha despertado el temor de un conflicto más grave. La crisis se ha sumado a una lista creciente de tensiones entre Turquía y Europa, en particular por la intervención militar de Ankara en Libia, la política en Siria y la represión de los opositores al presidente Recep Tayyip Erdogan en su país.

Artículo relacionado: Peligrosa confrontación en Mediterráneo oriental

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s