Urgente llamado de Rusia a un alto el fuego en Nagorno Karabaj

INTERNACIONAL

Nagorno-Karabakh_Map2
Foto: Achemish

Lectura: 5 minutos

Las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán y de Armenia intensificaron este domingo (27.09.2020) el choque armado en la línea de contacto de la zona secesionista de conflicto Nagorno Karabaj, después que Bakú (capital de Azerbaiyán) lanzara una contraofensiva tras asegurar haber registrado ataques del Ejército armenio contra sus posiciones y civiles.

Varios civiles y militares murieron en los combates que estallaron en la región, anunciaron Azerbaiyán y los separatistas armenios, que se acusan de haber desencadenado los enfrentamientos.

«Hay muertos y heridos entre los civiles y los militares», declaró la presidencia de Azerbaiyán, mientras que el mediador público de Karabaj dijo que había «víctimas civiles» en la población de la región.

El ministerio armenio de Defensa, que apoya a los separatistas, indicó que dos helicópteros y tres drones azerbaiyanos fueron abatidos.

Por su parte, Azerbaiyán afirmó en un comunicado haber lanzado una «contraofensiva en toda la línea del frente», para «poner fin a actividades militares de las fuerzas armadas de Armenia y garantizar la seguridad de la población civil». Según el ministero de Defensa azerbaiyano, un único helicóptero fue abatido y su tripulación está a salvo.

En respuesta, el Gobierno de Armenia decretó el domingo la ley marcial y una movilización general ante la escalada del conflicto con Azerbaiyán en la zona de Nagorno Karabaj.

«Por una resolución del Gobierno, se declara la ley marcial y una movilización general en la República de armenia», señaló el primer ministro, Nikol Pashinián, en su cuenta oficial de la red social Facebook. El mandatario instó al personal militar a presentarse en lo cuarteles territoriales «por el bien de la patria y de la victoria».

Mientras que la presidencia de la región separatista de Nagorno Karabaj ─no reconocida internacionalmente─ decretó la ley marcial y la «movilización general» en respuesta a la ofensiva de Azerbaiyán este domingo, Rusia pidió un «alto al fuego inmediato» en la región.

«Llamamos a las partes a cesar inmediatamente el fuego y a entablar negociaciones para estabilizar la situación», declaró el ministerio de Relaciones Exteriores ruso en un comunicado, precisando que «se producían bombardeos intensos a lo largo de la línea de contacto en los dos lados».

El papa Francisco tamnién hizo un llamado a Armenia y Azerbaiyán este domingo para resolver sus diferencias a través de negociaciones luego de los enfrentamientos.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, instó a Armenia y Azerbaiyán a parar toda hostilidad militar y volver a unas negociaciones «sin precondiciones» sobre la zona en conflicto de Nagorno Karabaj.

«Los informes sobre hostilidades desde la zona en conflicto de Nagorno Karabaj causan la más grave preocupación», indicó Michel a través de su cuenta en la red social Twitter.

El político belga insistió en que «debe detenerse la acción militar con urgencia, para evitar que aumente la tensión», y agregó que «un inmediato retorno a las negociaciones, sin precondiciones, es el único camino por delante».

Adicionalmente, el Ministerio de Exteriores turco ha prometido este domingo «pleno apoyo» a Azerbaiyán en el conflicto armado con Armenia desencadenado esta madrugada en los límites de Nagorno Karabaj. A través de un comunicado del Ministerio, Turquía atribuye a Armenia la ruptura del alto el fuego firmado entre los dos países vecinos en 1994, y desde entonces vulnerado muchas veces, aunque los enfrentamientos de hoy son los más graves en años.

«Condenamos tajantemente el ataque armenio, una evidente vulneración del derecho internacional que lleva a la muerte de civiles. Con esta agresión, Armenia muestra una vez más que es el mayor obstáculo para la paz y la estabilidad en la zona», asegura la nota de Exteriores.

«Estaremos al lado de Azerbaiyán de cualquier forma que desee», concluye el comunicado de Ankara, que mantiene estrechos lazos políticos con la república caucásica, al tiempo que sigue sin establecer relaciones diplomáticas plenas con Armenia.

Nagorno Karabaj es una región secesionista de Azerbaiyán, de mayoría armenia y que cuenta con el apoyo de Ereván (capital de Armenia). A principios de los años 1990, fue escenario de un conflicto que dejó unos 30.000 muertos. Desde entonces, las autoridades azerbaiyanas quieren retomar su control, aunque sea a la fuerza. Las negociaciones de paz están en punto muerto desde hace años.

Al término de los combates, las fuerzas armenias se hicieron con el control del Karabaj y también ocuparon vastos territorios azerbaiyanos, que llaman «franja de seguridad», para unirlo a Armenia.

Azerbaiyán sostiene que la solución al conflicto con Armenia pasa necesariamente por la liberación de los territorios ocupados, demanda que ha sido respaldada por varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. (con informes de DW).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s