País del déficit billonario

INTERNACIONAL

3046353112_ec89c9df92_c
Foto: 401(K) 2012

Lectura: 3 minutos

El masivo gasto gubernamental relacionado a la pandemia y la caída de los ingresos por impuestos ocasionó que el déficit presupuestario de Estados Unidos para el año fiscal 2020 se disparase a más de 3,1 billones de dólares, el triple del déficit registrado en el 2019.

El déficit es más del doble del anterior récord de 1,4 trillones, establecido durante la crisis económica del 2009.

Según la agencia The Associated Press, el déficit del 2020 representa el 15,2% del Producto Interno Bruto, el nivel más alto desde 1945, cuando Estados Unidos prestó mucho dinero para combatir la Segunda Guerra Mundial.

En febrero, el déficit se proyectaba llegaría a un billón de dólares, pero el confinamiento relacionado al virus ocasionó un enorme gasto gubernamental, mientras una marcada desaceleración económica cercenó los ingresos en concepto de impuestos.

Durante el 2020, los ingresos cayeron en un 1,2% a 3,42 billonesde dólares, mientras el gasto gubernamental aumentó un 47,3% para un total de 6,55 billones, mucho de lo cual se destinó al apoyo de la economía y a ayudar a los estadounidenses que quedaron desempleados como resultado del confinamiento.

Aproximadamente unos 22 millones de estadounidenses perdieron sus trabajos en marzo y abril durante el confinamiento por el coronavirus. La mitad de esos empleos ha sido recuperada. Con millones aún afrontando la incertidumbre económica, habrá nuevos llamados para más estímulos financieros del gobierno federal.

La Casa Blanca y el Congreso siguen trabados sin lograr un acuerdo sobre un nuevo paquete de estímulo.

El gobierno estadounidense, que debe hacer frente a un repunte en los casos de coronavirus y su impacto económico, reconoció haber incurrido en su mayor déficit mensual durante junio, unos 864.000 millones de dólares, lo cual es más del doble de lo que el país normalmente ha registrado anualmente a lo largo de su historia.

El déficit se produjo luego que la Casa Blanca y el Congreso autorizaran billones de dólares en masivos programas de alivio financiero para combatir el impacto del coronavirus, en momentos en que más de 40 millones de estadounidenses han sido despedidos y se ha reducido el gasto privado, lo cual significa una menor recaudación de impuestos.

La cifra de junio superó el previo récord mensual, de 738.000 millones en abril, cuando el coronavirus empezaba a expandirse por todo el país.

Ahora, mientras la hoja financiera del gobierno muestra cifras en rojo mes tras mes, el país afronta un creciente número de infecciones de coronavirus, más de 60.000 diarios en los últimos días.

Mientras la Casa Blanca y el Congreso deliberan cuánta más ayuda enviarle a los trabajadores desempleados, si alguna, también están considerando cuánta ayuda enviar a los negocios en problemas, así como a los gobiernos estatales y locales.

Algunos legisladores republicanos conservadores han expresado su preocupación de agregar más a la ya de por sí abultada deuda de largo plazo, que ahora suma más de 26 billones de dólares.

Artículo relacionado: Trump advierte a inmigrantes ilegales en plena campaña electoral
Artículo relacionado: Trump se opone a ayuda que proponen demócratas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s