El costo ambiental del conflicto

AIR Center

31711908622_a5afee59ea_c
Rastros de la guerra en la región de Lachín (Nagorno Karabaj) / Foto: Ministry of defence of the Republic of Azerbaijan

*Escrito por Naghi Ahmadov.

El ecosistema, la vida silvestre y los recursos naturales de la región de Nagorno Karabaj han sido gravemente dañados por el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán.

Lectura: 8 minutos

El 9 de noviembre, los líderes de Azerbaiyán y Armenia firmaron un acuerdo negociado por Rusia para poner fin a las operaciones militares en Karabaj que habían comenzado el 27 de septiembre y causaron pérdidas masivas del lado armenio. Según la declaración conjunta, los armenios tenían que abandonar la región ocupada de Kalbajar antes del 15 de noviembre (posteriormente extendida al 25 de noviembre), la región de Aghdam el 20 de noviembre y la región de Lachín el 1 de diciembre. Si bien el acuerdo de paz garantizó la victoria de Azerbaiyán y, por lo tanto, fue motivo de gran celebración en Azerbaiyán, los armenios reaccionaron con furia y profunda frustración.

A pesar de que los armenios se trasladaron a estas regiones azerbaiyanas solo después de su ocupación en la guerra de principios de la década de 1990, lo consideran inaceptable devolver esos territorios a los azerbaiyanos. Informes periodísticos mostraron a los armenios en Kalbajar quemando casas, talando árboles y prendiendo fuego a los bosques antes de abandonar la región. Se ha informado que no rehuyeron incendiar escuelas y hospitales y sacrificar el ganado. Lamentablemente, estos actos no han recibido una reacción adecuada por parte de las instituciones internacionales y ONG que se ocupan de temas ambientales.

Todos estos actos ilícitos deben ser condenados enérgicamente; pero, más dramáticamente que demoler los edificios, los ataques inhumanos contra el medio ambiente conmocionaron a la sociedad azerbaiyana y avivaron la ira, principalmente entre las personas que habían sido desplazadas por Armenia de estos territorios en la década de 1990. Lamentablemente, este terror ambiental contra las regiones ocupadas de Azerbaiyán comenzó desde el comienzo mismo de la ocupación. El ecosistema, la vida silvestre y los recursos naturales de la región han sido destruidos violentamente durante los últimos 27 años.

En muchas ocasiones, las organizaciones internacionales encendieron las alarmas contra la devastación del medio ambiente en la región de Karabaj y más allá de esta, causada por la ocupación. En enero de 2016, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa adoptó la Resolución 2085 que condenaba el hecho de que la ocupación por Armenia de Nagorno Karabaj y otras áreas adyacentes de Azerbaiyán había creado problemas humanitarios y ambientales para los ciudadanos de Azerbaiyán que vivían en el Bajo Valle de Karabaj. Instaron a las autoridades armenias que dejen de utilizar los recursos hídricos como herramientas de influencia política.

Según el informe «Medio ambiente y seguridad: transformar los riesgos en cooperación: el caso del Cáucaso meridional», elaborado por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en octubre de 2004, la ocupación representó un gran desafío para el medio ambiente y la seguridad de Azerbaiyán, y planteó problemas específicos como los impactos a largo plazo del uso excesivo de los pastizales, la tala de bosques, la acumulación de desechos y el uso irracional de la tierra en Nagorno Karabaj.

El informe de la misión de evaluación ambiental dirigida por la OSCE en los territorios afectados por incendios en la región de Nagorno Karabaj y sus alrededores, realizada del 2 al 13 de octubre de 2006, concluyó que las áreas quemadas eran extensas y los impactos en las personas, la economía y el medio ambiente fue significativo. El informe elaborado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Azerbaiyán también presenta un cuadro impactante de las actividades económicas ilegales y de otro tipo en los territorios ocupados de Azerbaiyán: «La explotación de los recursos naturales acompañada de desastres ecológicos relacionados, como vertederos de relaves y la contaminación del agua, ha alcanzado un ritmo tan rápido y sin obstáculos que incluso las organizaciones ambientales con sede en Armenia, incluido el Frente Ambiental Pan-Armenio (PAEF), encendieron una señal de alarma».

Los delitos ambientales cometidos por Armenia durante muchos años también se evidencian en las imágenes de satélite de Azercosmos. Estas pruebas muestran que los ejemplares más valiosos de flora y fauna de los territorios ocupados han sido destruidos. Según estimaciones preliminares de expertos, el daño al medio ambiente y los recursos naturales está valorado en unos 265.300 millones de dólares.

Cabe señalar que la superficie forestal total ocupada fue de 247,352 hectáreas; de ellas, unas 13.197 hectáreas son de particular importancia. Más de 460 plantas y arbustos silvestres crecen en estas áreas boscosas. De estos, 70 son endémicos y no crecen naturalmente en ningún otro lugar del mundo. En la región de Kalbajar, también se cortaron y vendieron al exterior 968 hectáreas de árboles incluidos en la Lista Roja de la UICN.

Tofig Mammadov, director del Instituto de Dendrología de la Academia Nacional de Ciencias de Azerbaiyán, declaró que 21 especies endémicas de Azerbaiyán, así como cientos de plantas raras y en peligro de extinción fueron destruidas por las fuerzas de ocupación de Armenia. Especies forestales raras que incluyen platan (plátano), nueces, robles y otras especies valiosas de árboles en la conservación de la naturaleza del estado de Basitchay, la reserva natural del estado de Aras, el área de conservación de la naturaleza del estado de Qaragol y las reservas naturales estatales de las regiones de Lachín, Gubadli y Dashalti han sido saqueados y sometidos a tala y cortes para madera exportados desde los territorios ocupados para la producción de muebles, cañones y rifles. Muchas de estas especies de árboles están ahora al borde de la desaparición.

Para decirlo brevemente, como consecuencia de la ocupación, Nagorno Karabaj ha experimentado una destrucción masiva del ecosistema que puede caracterizarse como «ecocidio», lo que exige atribución de responsabilidad penal.

Como resultado de la liberación de los territorios ocupados, Azerbaiyán ha descubierto nuevos incidentes de terror ambiental llevados a cabo por los armenios en estas tierras durante casi 30 años. Para conocer el verdadero estado de la flora y fauna de los territorios liberados, es necesario realizar una adecuada investigación y evaluaciones científicas objetivas en el lugar y determinar los daños causados a la naturaleza.

Mientras tanto, Azerbaiyán está plantando árboles en los distritos liberados de Zangilan y Fizuli, y ya se ha embarcado en iniciativas para restaurar el ecosistema de los territorios liberados. Sin embargo, expandir la biodiversidad y rehabilitar el ecosistema en la región requerirá el desarrollo de un programa integral. Es posible que se necesiten décadas para restaurar la flora y la fauna, ya que algunas plantas han sido completamente destruidas y otras están al borde de la extinción. Una vez que los especialistas evalúen los daños causados al medio ambiente, se podrán determinar los mecanismos legales para llevar ante la justicia a los responsables del delito de ecocidio y exigir una indemnización.

En resumen, la actitud hostil hacia la naturaleza y el ecoterror en Nagorno Karabaj y las regiones adyacentes de Azerbaiyán no solo representan una seria amenaza para el equilibrio ecológico, la flora y la fauna de Azerbaiyán, sino que también, junto con otras acciones de provocación, inculcan aumentar el odio y constituyen una grave amenaza para la paz y la seguridad en la región. En definitiva, este comportamiento brutal hacia el medio ambiente, este ecocidio, impedirá el proceso de reconciliación entre estos dos países unidos por la geografía y la historia.

*Naghi Ahmadov es investigador principal del Centro de Análisis de Relaciones Internacionales (Centro AIR).

Otro artículo de interés: ¿Cómo cambió la segunda guerra de Karabaj a Armenia y Azerbaiyán?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s