Reconstruir los territorios liberados de Karabaj

AIR Center

31711908622_a5afee59ea_c
Rastros de la guerra en Raión de Agdam / Foto: Ministry of defence of the Republic of Azerbaijan

*Escrito por Dr. Vasif Huseynov.

Las empresas de aquellos estados que demostraron una posición antiazerbaiyana en la segunda guerra de Karabaj no serían bienvenidas en la reconstrucción de los territorios liberados.

Lectura: 5 minutos

«Todo está devastado: la infraestructura está destruida, los edificios residenciales y administrativos están demolidos», declaró el Presidente Ilham Aliyev de Azerbaiyán en su discurso a la nación del 1 de diciembre, refiriéndose a los territorios azerbaiyanos en Karabaj recientemente liberados de la ocupación armenia.

Azerbaiyán está preparando actualmente una demanda de indemnización contra Armenia por este daño material que, según Gevork Kostanyan, ex Fiscal General de Armenia y ex representante de Armenia en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, podría ascender a 50.000 millones de dólares.

Siete distritos alrededor de la antigua región de Nagorno Karabaj que fueron hogar de más de 700.000 azerbaiyanos antes de su ocupación durante la primera guerra de Karabaj (1988-1994) han sido completamente demolidos y arrasados ​​durante el período en que estuvieron bajo el control de Armenia.

Además de los edificios residenciales y administrativos, según las fuentes oficiales, 700 monumentos históricos y culturales dañados o destruidos; 927 bibliotecas; 808 centros culturales; 85 escuelas de música y arte; 22 museos con más de 100.000 artefactos; 4 galerías de arte, 4 teatros, 2 salas de conciertos en estos territorios durante los últimos treinta años.

La reconstrucción de la región es, por lo tanto, un proceso que llevará un largo período de tiempo y enormes recursos financieros. Según algunos expertos, esto puede llevar de 5 a 10 años y costar más de 10 mil millones de dólares.

Azerbaiyán, sin embargo, está decidido a restablecer la vida en las tierras liberadas que solían ser una de las partes más prósperas de Azerbaiyán en el pasado. El presidente Aliyev promete que «restauraremos estas regiones, todos nuestros distritos; tomaremos todas las medidas necesarias para crear una vida normal para nuestros ciudadanos».

«Se está iniciando un período de restauración. Se realizarán obras de construcción a gran escala. Por supuesto, antes que nada, las empresas azerbaiyanas participarán en este trabajo, e invitaremos a empresas de países amigos», declaró el presidente Aliyev en una reunión con la delegación parlamentaria de Italia en Bakú.

Fue una señal de que las empresas de esos estados que demostraron una posición antiazerbaiyana en la segunda guerra de Karabaj no serían bienvenidas en la reconstrucción de los territorios liberados. «Para nosotros, esta guerra también mostró [qué países] son ​​los verdaderos amigos de Azerbaiyán», agregó.

Azerbaiyán ya ha firmado los primeros contratos con empresas turcas. Para el presidente Aliyev, «esto es natural, porque Turquía es nuestro país hermano». El proceso de reconstrucción también atrae a los estados europeos.

Por ejemplo, James Sharp, embajador británico en Azerbaiyán, tuiteó sobre su reunión con Ramin Guluzade, ministro de Transporte, Comunicaciones y Alta Tecnología de Azerbaiyán el 1 de diciembre, afirmando que discutieron la construcción de «ciudades inteligentes» en «los territorios liberados de la ocupación».

Aún no se ha anunciado un programa estatal completo que cubra los planes de reconstrucción del gobierno de Azerbaiyán, pero se han tomado varias medidas y se han hecho anuncios. Inmediatamente después de la liberación de la ciudad de Shusha, Azerbaiyán anunció la construcción de una nueva carretera a la ciudad que será de más de cien kilómetros.

Tres empresas de Turquía y Azerbaiyán están involucradas en el proceso que se espera que se complete en un año y medio. La Agencia Estatal de Carreteras de Azerbaiyán ha anunciado planes para la construcción de nuevas carreteras en un futuro cercano que conectarán la región de Karabaj con el resto de Azerbaiyán.

El establecimiento de carreteras y ferrocarriles se considera un comienzo importante para el futuro trabajo de reconstrucción en la región, así como para el desarrollo económico. El acuerdo tripartito entre los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia, que puso fin a la segunda guerra de Karabaj el 10 de noviembre, declaró la apertura de todos los canales de comunicación en la región y proporcionó a Azerbaiyán un corredor con su enclave sin litoral de la República autónoma de Najicheván a través de Armenia.

Azerbaiyán planea construir una comunicación por carretera y ferrocarril con Najicheván que también conectará al país con su principal aliado estratégico, Turquía.

Los planes de posguerra de Azerbaiyán conceden una importancia especial a la restauración de los monumentos culturales y religiosos destruidos y profanados bajo control armenio. Azerbaiyán estaba indignado por las imágenes de las mezquitas históricas en la región de Karabaj que se habían convertido en pocilgas durante las últimas tres décadas.

También hay una desilusión popular con los mediadores internacionales de Francia, Estados Unidos y Rusia que anteriormente llevaron a cabo misiones de investigación en esas regiones, pero nunca plantearon la cuestión de la situación de esos monumentos religiosos.

Sin embargo, como país plurirreligioso, Azerbaiyán planea restaurar no solo los monumentos musulmanes sino también los pertenecientes al cristianismo y otras religiones en los territorios liberados.

Azerbaiyán invita a la UNESCO, así como también a otras organizaciones internacionales, a evaluar los daños materiales infligidos por Armenia en los territorios recientemente liberados y también a participar en la restauración del patrimonio cultural.

Esto se produce en el contexto de las campañas de desinformación que afirman que la soberanía azerbaiyana sobre Karabaj pondrá en peligro la herencia cristiana en la región.

«La administración en la que sirvo ha anunciado públicamente que restaurará y reconstruirá la herencia cristiana y musulmana de esta región devastada, y ahora damos la bienvenida al anuncio de la participación de la UNESCO en este proyecto», declaró Hikmet Hajiyev, asistente de política exterior del presidente. de Azerbaiyán, rechazando las acusaciones de que Azerbaiyán es una amenaza para la herencia cristiana.

*Dr. Vasif Huseynov estudió Relaciones Internacionales, Economía Política y Ciencias Políticas en Bakú, Kassel y Göttingen. Su investigación ha sido apoyada por el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Desde 2018, ha sido investigador en el Centro de Estudios Estratégicos y profesor de Política en la Universidad Khazar de Bakú. Es investigador senior del AIR Center, especializado en seguridad internacional en el sur del Cáucaso.

@HuseynovVasif

Otro artículo de interés: El costo ambiental del conflicto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s