Draghi es ahora llave para superar crisis en Italia

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Expresidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi / Foto: European Central Bank

Lectura: 5 minutos

El presidente italiano Sergio Mattarella convocó este martes (02.02.2021) al expresidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ante la grave crisis política que atraviesa el país.

La convocatoria de Draghi, que deberá comparecer el miércoles, fue decidida tras el fracaso de las negociaciones por las graves discrepancias entre los partidos de la coalición de gobierno liderada por Giuseppe Conte.

«Tengo el deber de apelar a todas las fuerzas políticas (para que apoyen) un gobierno de alto perfil», dijo el jefe de Estado.

A Draghi se le atribuye ampliamente haber sacado a la zona euro del borde del colapso en 2012, al prometer hacer «lo que sea necesario» para salvar la moneda única europea.

El economista ha desaparecido en gran medida del ojo público desde que terminó su mandato en el BCE en octubre de 2019, pero se ha convertido en un posible primer ministro en las últimas semanas debido a la crisis económica, política y de salud que azota a Italia.

Draghi no hizo ningún comentario inmediato sobre la convocatoria presidencial y todavía no está claro qué partidos en el profundamente fracturado Parlamento apoyarían su posible administración.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, renunció el pasado martes 26 al cargo ante el presidente de la república, Sergio Mattarella, quien decidio iniciar las consultas políticas para formar un nuevo gobierno, anunciaron fuentes oficiales.

Conte, quien perdió el apoyo de una parte clave de la coalición, seguirá siendo jefe de gobierno en funciones para encargarse «de los asuntos corrientes», precisó la presidencia en un comunicado.

La renuncia de Conte marca el inicio de otra crisis política Italia, y en plena pandemia, por lo que el presidente Mattarella comenzará el miércoles a consultar a todas las fuerzas políticas luego de convocar a Draghi .

El jefe del ejecutivo perdió el apoyo a mediados de enero del pequeño pero clave partido Italia Viva, del ex primer ministro Matteo Renzi, una formación de centro que critica su gestión de la pandemia así como el gigantesco plan de más de 200.000 millones de euros de la Unión Europea para la reconstrucción del país.

El segundo gobierno de Conte, formado en septiembre de 2019 gracias a la coalición entre el PD (centroizquierda) y el Movimiento 5 Estrellas (M5E, antisistema), llegó a su fin después de 509 días de vida.

Conte, que pretendia seguir en el cargo, esperaba obtener el apoyo de sectores independientes y de centro para ejercer un tercer mandato que finalmente no lo consiguió.

Por su parte, la oposición de centroderecha pide que se convoquen elecciones lo antes posible, convencida que las ganará, mientras el sector moderado liderada por Silvio Berlusconi se ofrece para apoyar un ejecutivo de unidad nacional.

Las renuncias de la ministra de Agricultura, Teresa Bellanova y de la titular de Igualdad, Elena Bonetti, miembros del partido Italia Viva, del ex primer ministro Matteo Renzi, generó la crisis de gobierno, al perder el apoyo de ese pequeño pero decisivo partido para mantener la mayoría en el Parlamento.

Las dimisiones fueron anunciadas por Renzi, opositor encarnizado contra el primer ministro Giuseppe Conte, quien lidera una coalición entre los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5E), el Partido Democrático de centro-izquierda (PD) y el izquierdista Libres e Iguales (LeU).

La crisis de gobierno deja a Italia sin timón en medio de una pandemia que hasta ahora se ha cobrado más de 80.000 vidas y ha sumido a la economía en la peor recesión de la posguerra.

Renzi criticó a Conte por su gestión de la pandemia, tildada de solitaria, así como por el plan de reconstrucción del país para el gasto de los fondos concedidos por la Unión Europea (más de 200.000 millones de euros), que las ministras se abstuvieron de aprobar.

«No permitiremos que nadie en Italia tenga plenos poderes. Eso significa que gobernar con decretos-ley, que a su vez se transforman en otros decretos-ley (…), como ocurre desde hace meses, es una violación de las reglas del juego. Exigimos respeto de las reglas democráticas», afirmó Renzi.

«Pero no tenemos prejuicios ni proponemos otras fórmulas de gobierno», agregó, un mensaje indirecto para indicar que está a favor de un nuevo gabinete encabezado por Conte, tras descartar toda alianza con la ultraderecha de Matteo Salvini.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s