Gobierno de Paraguay en crisis por vacunación anti-covid

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Community Eye Health

Lectura: 3 minutos

Las protestas por el manejo de la pandemia ya le habían costado el puesto al responsable de Sanidad, que renuncio el viernes. El mismo presidente Mario Abdo Benítez tomo la decisión de informar con un «mensaje a la ciudadanía» para comunicar los cambios.

El presidente Benítez, pidió el sábado (06.03.2021) a todos los ministros de su gobierno que renuncien, después que la manifestación en protesta por su gestión de la pandemia terminara en severos disturbios callejeros.

El mandatario tuvo en la mañana del sabado su reunión con sus colaboradores más próximos en la residencia presidencial de Mburuvicha Roga para «evaluar las situaciones de ayer» y preparar un mensaje a la ciudadanía para algún momento, como informó a los medios el ministro de Tecnologías de la Información y Comunicación, Juan Manuel Brunetti.

«El mensaje concreto es ese: el presidente escuchó a la ciudadanía, convocó a su Gabinete y pidió que pongan su cargo a disposición», dijo Brunetti.

El viernes por la noche hubo enfrentamientos entre los manifestantes y la policía en el centro de la capital, Asunción, que se arrojaron unos veinte heridos de distinta gravedad.

Los manifestantes, que protestaban inicialmente de forma pacífica por la falta de insumos médicos, arrojaron piedras a los agentes, quienes a su vez respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos. Abdo Benítez respeta las protestas pacíficas, dijo Brunetti.

El portavoz insistió en que Abdo Benítez había recibido «el mensaje de la ciudadanía», a pesar de que lo que los manifestantes pedían la salida de todo el Ejecutivo, empezando por el propio presidente, y no cambios de ministros.

Brunetti también avanzó que será el jefe del Estado quien anuncié las salidas ministeriales en el momento en que «tenga hechos concretos para comunicar a la ciudadanía».

«El presidente tiene la mejor predisposición en que este segundo periodo de Gobierno sea un buen período, podamos recuperar la confianza de la ciudadanía y podamos hacer la mejor gestión posible», agregó.

El sistema de salud de Paraguay está al borde del colapso. Recientemente, el gobierno tuvo que admitir que hay una escasez de medicamentos para tratar a los pacientes con COVID-19 y que casi todas las camas de las unidades de cuidados intensivos en los hospitales públicos están ocupadas.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, renunció el viernes debido a la presión pública. Hasta ahora, unas 165.000 personas en Paraguay han sido contagiadas con el coronavirus y más de 3.200 pacientes han muerto con la enfermedad que causa el COVID-19, dijo el Ministerio de Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s