Gigante petrolero saudí golpeado por pandemia

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Fábio Pinheiro

Lectura: 3 minutos

«Aramco tuvo un beneficio neto de 49.000 millones de dólares (41.000 millones de euros) en 2020», frente a 88.200 millones de dólares (73.800 millones de euros) el año anterior, afirma la empresa en un comunicado.

El gigante energético saudí anunció así este domingo (21.03.2021) que su beneficio neto cayó un 44,4% en 2020, debido a la baja de los precios del crudo, en un año en el que la pandemia afectó la demanda mundial.

Arabia Saudí, primer exportador mundial de petróleo crudo, fue golpeado el año pasado por los bajos precios y las fuertes reducciones de la producción. «La empresa ha demostrado una gran resiliencia financiera en uno de los períodos más difíciles para la industria», agrega el comunicado.

«Los ingresos se vieron afectados por la baja de los precios del petróleo crudo y de los volúmenes vendidos, así como por la reducción de los márgenes sobre el refinado y los productos químicos», precisó la empresa.

El resultado anual muestra una cierta recuperación durante el cuarto trimestre y una atenuación de los descensos del segundo y tercer trimestre, en los que las caídas en los beneficios habían sido del 73% y el 48%, respectivamente.

La compañía ha reducido sus gastos de inversión y ha suprimido cientos de puestos de trabajo, mientras busca reducir sus costos, informó Bloomberg News en junio pasado.

«En uno de los años más difíciles en la historia reciente, Aramco ha demostrado su oferta de valor única mediante su considerable agilidad financiera y operacional», indicó en un comunicado el presidente ejecutivo de la compañía, Amin Nasser, que destacó que a lo largo de 2020 ha ofrecido unos dividendos de 75.000 millones de dólares (62.785 millones de euros), después de haber salido a bolsa en diciembre de 2019 (aunque el mayor porcentaje de la compañía lo mantiene el estado saudí).

En las últimas semanas, los precios del crudo aumentaron a más de los 60 dólares el barril. No obstante, los analistas estiman que el gigante saudita se prepara para una eventual nueva ola de contagios por el coronavirus, que podría poner en peligro la tímida recuperación económica mundial y erosionar aún más la demanda mundial de petróleo crudo.

Aramco ha mostrado una disminución consecutiva de sus beneficios desde que la empresa comenzó a divulgar sus resultados en 2019. Esta situación ha ejercido presión sobre las finanzas públicas en momentos en que Riad lleva a cabo ambiciosos proyectos de varios miles de millones de dólares para diversificar su economía, fuertemente dependiente del petróleo.

Otro artículo de interés: Crudo cae diez por ciento en mercado mundial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s