Ejercito peruano informó muerte del número dos de Sendero Luminoso

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Ministerio de Defensa del Perú

Lectura: 3 minutos

El número dos de la guerilla Sendero Luminoso, camarada «Raúl», uno de los hombres más buscados en Perú, murió en enero en su reducto del valle cocalero de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) por heridas en combate, confirmó este martes (30.03.2021) el alto mando militar.

«Producto del trabajo desplegado en la zona del VRAEM, el trabajo de inteligencia ha confirmado que el 27 de enero de 2021 el Camarada “Raúl” murió, como consecuencia de la afección renal crónica agravada por las heridas del ataque del 29 de octubre (de 2020) al campamento donde se encontraba», señaló el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas en un comunicado.

El enfrentamiento se dio cuando varias patrullas de policías y militares se infiltraron en el territorio controlado por el grupo subversivo como parte de una operación llamada «Ojo de Águila».

Durante ese operativo, una patrulla fue víctima de varias minas puestas en el camino por el remanente de Sendero Luminoso, cuyos miembros atacaron a los militares y policías una vez que explotaron.

Murieron en el acto el suboficial del Ejército del Perú Gersson Cabrera y el suboficial de la Policía Nacional Haddler Lázaro, mientras que el capitán del Ejército Luiz Marzal pereció cuando recibía asistencia médica luego de ser evacuado del lugar.

Según el alto mando militar peruano, en el ataque de octubre de 2020 se utilizó «fuego de un helicóptero sobre los campamentos terroristas».

Jorge Quispe Palomino, nombre real del camarada «Raúl», integraba la dirección del comité central de Sendero Luminoso que lidera su hermano Víctor Quispe Palomino, camarada «José», ahora único jefe del último remanente de la guerrilla.

«Esta información [de la muerte de “Raúl”] fue ocultada a sus propios cuadros del Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), como se autodenomina esta organización remanente de Sendero Luminoso, para evitar la desmoralización y otros efectos negativos para los fines de la organización terrorista», destacó el comunicado militar.

Casi todos los líderes de Sendero Luminoso están presos, pero sus remanentes, liderados por el camarada «José», operan aún en el mayor valle de cultivos de hoja de coca de Perú (VRAEM).

El gobierno peruano había ofrecido una recompensa de dos millones de soles por la captura del camarada «Raúl», alrededor de 550.000 dólares.

Los encarcelados líderes históricos de Sendero, como su fundador Abimael Guzmán ─condenado a perpetuidad desde 1992─, aseguran que esta facción no opera bajo su mando y rechazan lazos con el narcotráfico.

Desde hace casi dos décadas, los sucesivos gobiernos han admitido que la guerrilla no está exterminada, que cuenta con unos 350 integrantes, de los cuáles unos 80 están armados bajo el mando de los hermanos Quispe Palomino.

Perú es uno de los mayores productores mundiales de coca y cocaína. El VRAEM es un extenso valle cocalero que se extiende desde la selva sudeste hasta la selva central.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s